Martes 4.08.2020 - 00:30

Ante la crisis, hay que evitar “guardaditos”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por Eunice O. Albarrán

El líder del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, dijo que la posible quiebra de las finanzas municipales y la limitación de los servicios públicos básicos en todo el país, deben ser consideradas como riesgos durante la discusión del proyecto de Presupuesto de Egresos del próximo año.

Ante ello, subrayó que las fuerzas políticas deben tomar decisiones con responsabilidad fiscal y hacendaria, con fórmulas de distribución transparentes y sobre todo, sin “guardaditos”.Aseguró que la crisis por la que atraviesan las finanzas en los tres niveles de gobierno, exige el replanteamiento de los esquemas de distribución de recursos y competencias fiscales.

Además, sostuvo que debe considerarse con urgencia el acceso de las entidades federativas y municipios a los recursos de deuda pública federal y a los ingresos derivados de los seguros contratados por el ingreso petrolero.

“Se deben liberalizar todos los fondos de reserva, anticipar las participaciones federales y considerar un fondo de contingencia para los casos extremos de quiebra en las finanzas de los municipios con mayores niveles de pobreza y desigualdad”, señaló.

En una reunión con la Liga de Economistas Revolucionarios, el senador priista pidió no subestimar el riesgo que representa la posible quiebra de algunas finanzas municipales para la estabilidad social y la cohesión regional.

Según Beltrones, la recesión y los recortes han afectado servicios públicos básicos, derechos laborales de los burócratas y, en muchos casos, hasta han puesto en riesgo la solvencia de las finanzas públicas municipales.

"El esfuerzo de austeridad debe ser equitativo, transparente y respetuoso de la autonomía de los municipios y de las entidades federativas, y también corresponder al sacrificio que ya se realiza en la economía de las familias para sobrellevar la crisis económica", sostuvo.

Señaló que la imposibilidad de sostener la nómina y el pago de pensiones y jubilaciones, así como la limitación de los servicios públicos básicos, también representan un riesgo a valorar.

asc