Atencos salen a la calle contra obra en Texcoco

Atencos salen a la calle contra obra en Texcoco
Por:

En el marco del primer día de la consulta ciudadana para conocer si el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) continúa o si se adaptan dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, cerca de 500 personas, entre habitantes de San Mateo Atenco, la Organización de Pueblos Unidos y otras agrupaciones sociales marcharon sobre Paseo de la Reforma para exigir que se respeten sus tierras.

Con la consigna “¡tierra sí, aviones no!”, los manifestantes salieron desde el Ángel de la Independencia hasta el Hemiciclo a Juárez, donde se congregaron para exigir que el proyecto aeroportuario puesto en marcha en el actual sexenio sea retirado.

Al respecto, la dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, América del Valle, sostuvo que su demandas eran “la tierra, el agua y libertad y contra el aeropuerto”, pues recordó que desde el sexenio de Vicente Fox han estado en contra de la “obra fraudulenta, que es un ecocidio impune”.

Asimismo, expuso que el nuevo gobierno debe respaldar a los pobladores y definir qué ocurrirá con el proyecto y los terrenos que ya fueron trabajados durante la actual gestión.

El Dato: El contingente se unieron familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y mujeres ejidatarias de Atenco.

“Me parece que la próxima administración tendría que ser más clara ante esto que propone como forma o metodología que ayude a definir si el nuevo aeropuerto continúa su construcción”, expuso.

Además, criticó la forma en que se lleva a cabo la consulta ciudadana, la cual, dijo, tiene deficiencias técnicas y limitaciones, pero adelantó que el movimiento que encabeza seguirá pugnando porque los proyectos se realicen de forma concreta.

“Lamentablemente hubo limitaciones y deficiencias técnicas de esta consulta. Eso por un lado, y nosotros nos mantuvimos críticos de este método, pero también lo ponemos en contexto, pues al nuevo gobierno le tocará definir pronto el futuro de la obra. Nosotros seguiremos pugnando porque se hagan las cosas mejor, y el día 29, independientemente, también apoyaremos hasta que se detenga por completo la obra de la nueva terminal aérea”, indicó.

La activista añadió que las organizaciones que acompañaron a la marcha también participaron en la consulta y resaltó que lo hicieron para que se defina el futuro de la obra y se mantenga su lucha contra el proyecto.

“Los grupos participaron en la consulta de este jueves para definir el futuro del nuevo aeropuerto como parte de su lucha contra la megaobra de 13 mil 300 millones de dólares”, externó.

Finalmente, los manifestantes señalaron que desde que se iniciaron los trabajos de construcción se han generado problemas ambientales en la zona, pues hay devastación de cerros, minas clandestinas, despojo de agua, eliminación de flora y fauna locales, relleno de socavones con materiales tóxicos y hasta venta de huachicol en las inmediaciones de la zona.

Denuncias

Los manifestantes señalan las siguientes afectaciones por la obra:

Extracción de arena, grava, piedra, tezontle, para rellenar la obra.

El cerro de San Nicolás Tlaminca, es usado como depósito para los desechos.

Estudios de la Universidad de Chapingo y del IPN reportan que el lodo que están tirando tiene boro, cloro, sodio, sal, PH corrosivo.

Afectaciones al Sistema Tezcutzingo, área natural protegida de 8 mil hectáreas.

Hay 60 minas ilegales de las que se extraen piedra, arena, graba y otros materiales para rellenar el suelo de la obra.