Sin aval desde 2019, tutela militar de aduanas

Autoridades federales señalaron que las últimas administraciones contribuyeron al aumento de la violencia y delincuencia en estos puntos estratégicos

8colFOTODATO comercio aduana norte
Aduanas en MéxicoFoto: Cuartoscuro
Por:

El “enclave” de corrupción en que se convirtieron puertos y aduanas del país obligó al Presidente Andrés Manuel López Obrador a transferir su control al Ejército y la Marina, según lo afirmó al no contar con el apoyo legislativo de Morena, su partido, ante la falta de consenso para avalar la iniciativa de reforma a la Ley de la Administración Pública Federal.

En la Cámara de Diputados fracasó en diciembre pasado el intento morenista por aprobar cambios a esa ley y a las de Navegación y Comercios Marítimos y Puertos, que darían a la Marina el control total de estos asuntos en México.

La iniciativa nunca fue bien vista por el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, quien durante su comparecencia ante diputados dijo “no estamos de acuerdo, de ninguna manera, en lo que se plantea de llevar a la militarización una actividad que es eminentemente civil”.

EL DATO: Horacio Duarte, director de Aduanas, busca elevar la recaudación mientras se actúa contra el contrabando, que afecta las finanzas públicas, principalmente en la frontera norte

Pese a ello, López Obrador puso en marcha el rescate de aduanas y puertos, “algo parecido a lo que hicimos con las instalaciones de Pemex para combatir el huachicol; había un sistema de monitoreo dedicado a detectar robo de combustible, pero sonaba la alarma y nadie hacía nada porque había contubernio”.

Cabe destacar que desde diciembre de 2016, la SCT dio facultades a la Marina para operar las capitanías de puerto, ante los altos índices delictivos en esos puntos, lo cual avaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

De acuerdo con el director general de Aduanas, Horacio Duarte, hay al menos seis funcionarios bajo investigación en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presuntos actos de corrupción, tres de ellos separados del cargo y uno más que renunció antes de la indagatoria.

El pasado 13 de julio, López Obrador reconoció en su conferencia mañanera que no se ha podido controlar la entrada de drogas sintéticas, de armas e hidrocarburos en los puertos del país, debido a que había intereses políticos enquistados desde hace mucho tiempo.