Bancarrota es económica y política en el PRD: Zepeda

Recorte busca debilitar a oposición, denuncian
Por:

El senador Juan Zepeda afirmó que el PRD está en “franca bancarrota” económica y política y sumido en una crisis a tal grado que se ha visto en la necesidad de liquidar a trabajadores porque no tiene dinero para seguirles pagando.

El legislador dijo a La Razón que el conflicto laboral en ciernes “es un clavo más a la tumba del sol azteca; hay un cóctel de crisis política, de identidad, de votos; una crisis económica que nos va a explotar en cualquier momento”.

El dato: Ricardo Gallardo, líder del PRD en la Cámara baja, dijo que los diputados aportan 15% de su dieta mensual, es decir, 11 mil 200 pesos, para solventar la crisis.

El pasado sábado, este diario publicó declaraciones del dirigente nacional del PRD, Manuel Granados, quien reveló que serían despedidos 193 trabajadores, lo que evidenció la gran crisis económica por la que atraviesa este instituto.

Al respecto, Zepeda indicó que el origen de esta crisis es el conjunto de multas que el INE le impuso a esta fuerza política, las cuales incluso datan del proceso electoral de 2012, cuando su candidato a la Presidencia de la República fue Andrés Manuel López Obrador.

Añadió que la mejor forma de salir de la crisis es crear un nuevo partido político, encabezado por figuras distintas a quienes lo lideraran actualmente, y que incluso existe una propuesta para ello. Sin embargo, dijo, primero se deben pagar las deudas y tener cuentas sanas.

Quien fuera candidato al gobierno del Estado de México y aspirante a la dirigencia nacional, apuntó que para sanar las finanzas “lo primero que tenemos que hacer es aplicar una agresiva política de austeridad y que todos paguemos a tiempo nuestras cuotas”.

Además, advirtió: “si seguimos con los mismos vicios, con las malas prácticas, no vamos a cambiar”.

Comentó que además de las multas nuevas y añejas, otro detonante de la crisis por la que atraviesa esta fuerza política fue la creación del Frente, “pues ir en coalición con la extrema derecha de Acción Nacional y Movimiento Ciudadano fue un total fracaso”.

“Si alguien en el PRD dice que fue exitosa, está mintiendo, hay que ver los resultados, que son los más pobres en toda la historia del partido. Si alguien dice que fue exitosa, yo le diría que no lo fue y que no mienta. Y hay que entender que la ciudadanía no comprendió nuestra alianza y gracias a esa coalición perdimos el registro en cinco entidades, fue un total fracaso”, apuntó.

Por su parte, el coordinador de la bancada del PRD en el Congreso de la Ciudad de México, Jorge Gaviño, indicó que la crisis financiera que padece este instituto político podría ser la punta de lanza del fin del partido.

En entrevista con La Razón, el exdirector del Metro afirmó: “es una crisis, es un peligro, hay que hacer un llamado a la militancia para poder ayudar al partido lo más posible, dando recursos todos los que estamos en una posición de funcionario, como los diputados, para rescatarlo”.

Indicó que para superar la debacle financiera el PRD debe reducir todos los salarios y volver a la auténtica militancia, lo cual implica apoyar a las causas del partido sin cobrar, para salir adelante.

“Si queremos conservar al instituto tenemos que hacer un esfuerzo todos por lograrlo, hay que sensibilizarnos con el personal que se va a liquidar, y procurar lograr acuerdos para que cobren”, remarcó el diputado local.

Enfatizó que todo el proceso de pago para las partes afectadas por liquidaciones y demandantes lo lleva el dirigente nacional del PRD, Manuel Granados, quien está agotando todas las instancias legales para poder mantener el partido sano y con las finanzas sanas.

Por su parte, el exdiputado federal del sol azteca, Jesús Zambrano Grijalva, segundo al mando de la corriente Nueva Izquierda, afirmó que el PRD “ya cumplió con un ciclo y a mediados del próximo año debe quedar refundado”.

En entrevista radiofónica, indicó que “con humildad” el PRD debe poner a disposición su registro para crear un nuevo partido.

El sol azteca necesita contribuir al cambio, ser un partido fuerte, sólido y que demuestre ser una oposición de izquierda que los mexicanos van a necesitar ante el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, remarcó.

Con información de Fernando Nava y Cristian Núñez