Barzon desperdicia granos en protesta

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Cuartoscuro

En protesta por los precios bajos de sus productos, integrantes de El Barzón Nacional arrojaron ayer en la puerta de la Secretaría de Economía (SE), una tonelada de frijol, sorgo y maíz almacenada por más de dos años, los cuales, de acuerdo con especialistas en nutrición, pudieron haber sido consumidos con un poco más de cocción.

“Mientras que estén en buen estado las semillas, no hay ningún problema para el consumo humano. Es decir, que no tenga gusanos, ni polillas”, explicó la nutrióloga del hospital Médica Sur, Alicia del Valle Murillo.

Los barzonistas exigieron ayer al titular de la dependencia, Ildefonso Guajardo, que a los pequeños productores se les paguen los granos a un precio justo, así como facilidades para que puedan comercializar sus productos.

A decir del secretario de comunicación de El Barzón, Uriel Vargas, grandes empresas y monopolios de alimentos realizan prácticas de acaparamiento y coyotaje que son permitidas por el gobierno, lo que lesiona seriamente al campo.

Adelantó que el próximo 1 de febrero se reunirán miles de productores de maíz, frijol, sorgo, café, trigo y leche, en Culiacán, Sinaloa, para hacer una campaña contra coyotes, monopolios y oligopolios de la comercialización de alimentos.

El vocero de El Barzón señaló que mientras en los supermercados el frijol se vende a 20 pesos el kilo, los coyotes les pagan a los campesinos seis pesos, cuando lo correcto sería entre 12 y 15 pesos.

Agregó que el maíz se los compran a 2.60 pesos el kilo y se revende a 12.00 pesos; el café, es comprado a tres pesos el kilo y vendido a 80 el kg en grano y 170 pesos industrializado en polvo.

“Queremos que se investigue a las empresas de acopio y comercialización que realizan compras de granos sin entregar factura, así como establecer aranceles más claros para frenar la importación subsidiada a maíz y frijol, y dotar a Diconsa de presupuesto eliminando restricciones estatutarias, y otorgándole mecanismos para la regulación de mercado”.