Bolivia ahora abre frente con España

España retira de Bolivia a 6 funcionarios de su embajada en La Paz
Por:
  • larazon

Un nuevo episodio de tensión en la relación México-Bolivia tuvo lugar ayer, luego del intercambio de acusaciones y señalamientos por parte del país sudamericano derivado de la visita de personal diplomático de España a la asediada sede diplomática en La Paz.

Por la mañana, la embajadora en el país sudamericano, María Teresa Mercado, anunció a través de redes sociales que elementos de seguridad de ese país habían agredido a diplomáticos españoles con los que sostuvo una reunión en su residencia oficial, lo que calificó como una violación a la Convención de Viena de Relaciones Diplomáticas (CVRD).

Te puede interesar: Con un crucifijo, joven asesina a sacerdote que abusó de él cuando era niño

“Estoy con la encargada de negocios y el cónsul de España en la residencia; han detenido su auto con placas diplomáticas, además de haberlos agredido. Es una violación a la CVRD. Además, de estar ingresando autos con militares fuertemente armados”, escribió.

Horas más tarde, la ministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, aseguró que el operativo a las afueras de la embajada se realizó luego de que los policías que se encuentran apostados en el lugar detectaron a personas encapuchadas y “presumiblemente armadas” que querían entrar “de manera clandestina” a dicho inmueble.

“Personas identificadas como funcionarios de la embajada de España intentaron ingresar de forma clandestina a la residencia de México en La Paz. La policía boliviana, cumpliendo con su misión, frenó el ingreso de las personas a las instalaciones, toda vez que la presencia representaba una potencial amenaza”, destacó en conferencia de prensa.

La Cancillería boliviana denunció que hubo un “abuso de privilegios e inmunidades y atropello a su soberanía”, por lo que demandó a México y España dar a conocer el motivo por el cual personas cubiertas con pasamontañas, “posiblemente armados” y utilizando vehículos diplomáticos, se encontraban de esa manera en el lugar.

“El personal diplomático y de seguridad de la embajada de España en Bolivia no tiene autorización para portar armas de fuego, ni usar atuendos que oculten su identidad. Estos actos contravienen las más fundamentales prácticas diplomáticas y vulneran el principio de inviolabilidad, considerando además que utilizaron vehículos con placas diplomáticas asignadas a la embajada de España, haciendo un mal uso de las inmunidades, privilegios y garantías que el Estado boliviano reconoce y otorga”, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de esa nación.

Añadió que “los hechos acontecidos el día de (ayer) ratifican la actitud de intromisión en los asuntos internos de Bolivia por parte del Gobierno de México y su embajada acreditada en La Paz, cuyos comportamientos están tensionando las relaciones entre ambos países”.

Longaric adelantó que se enviaría una carta diplomática a las autoridades españolas para que expliquen lo sucedido; además, se enviará copia al Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Consejo Europeo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y todos los organismos regionales que vinculan a Bolivia, aparte de los que tienen que ver con los derechos humanos y con la seguridad interna de un Estado.

Previamente, la ministra destacó, en entrevista con El País, de España: “simplemente pedimos al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que no se inmiscuya más en nuestros asuntos internos y que respete la soberanía boliviana, Bolivia no es una colonia de México”.

“¿Qué derecho tiene López Obrador de cuestionar las decisiones del pueblo simplemente por su amistad o cercanía ideológica con Evo Morales? Los intereses de Bolivia no pasan por los del presidente de otro país, que lo único que quiere en este momento es beneficiar políticamente a su socio, a su acólito”, manifestó.

Minutos más tarde, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó que la reunión tuvo lugar entre la encargada de negocios de la embajada de España, Cristina Borreguero, así como el cónsul de ese país en Bolivia, Álvaro Fernández, con la embajadora mexicana Mercado.

Tras el encuentro, la embajadora los acompañó a la entrada de la residencia donde esperarían a sus automóviles diplomáticos; sin embargo, éstos no llegaban y los visitantes ya no podían comunicarse con sus choferes. Por ello, Mercado se desplazó hacia el extremo de la terraza para observar si subía algún auto y escuchó gritos, por lo que regresó a la residencia con los visitantes.

Los diplomáticos españoles fueron informados de que sus autos habían sido detenidos en el acceso de la urbanización y no les permitían ingresar. Una hora después, los funcionarios fueron sacados de la embajada y llevados en un auto del Ministerio de Bolivia. El vehículo de la embajadora mexicana también fue detenido, pero posteriormente, tras identificarse le permitieron continuar con su trayecto.

Por la noche, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España anunció que tras el incidente abrirá una investigación para analizar las acusaciones del Gobierno de Bolivia, que señalan que “hubo atropellos a su soberanía”, tras el incidente entre elementos de la policía local con choferes de la diplomacia europea.

El dato: En redes sociales se difundieron videos en los que ciudadanos bolivianos increparon y golpearon el presunto auto diplomático español.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha acordado abrir una investigación en relación a los hechos acaecidos durante la visita de la Encargada de Negocios ad interim de España a la Embajadora de México en Bolivia”, manifestó el organismo del gobierno español.

En este contexto, la Embajada mexicana comenzó un proceso de mudanza luego de que el contrato de arrendamiento termina el próximo 31 de diciembre; por ello, el gobierno de Bolivia fue debidamente informado desde hace tres meses, pero dicha mudanza, no afecta las solicitudes que hasta el momento se encuentran vigentes de ciudadanos que solicitan el refugio.

La Copppal propone reunión en Panamá

La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal) ofreció su intervención para acercar a los gobiernos de México y de Bolivia para reestablecer el diálogo que lleve a una solución al conflicto diplomático.

El organismo, integrado por más de 60 partidos políticos de 29 países, expresó su preocupación por el clima de tensión que viven las relaciones México-Bolivia, las cuales han mantenido una amistad fraterna desde 1831, misma que hoy debe continuar como en sus mejores momentos.

“El diálogo franco, sincero, entre amigos, es el mejor mecanismo para encontrar una solución a las diferencias que se presentan entre países hermanos”, indicó en un pronunciamiento.

La Coppal, que encabeza el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, ofreció y puso a disposición de ambos países sus buenos oficios para abrir un espacio de reflexión y negociación, el cual podría ponerse en operación en territorio de Panamá.

Añadió que “la confianza en el diálogo entre las personas y entre las naciones, en el multilateralismo, en el papel de las organizaciones internacionales, en la diplomacia como instrumento para la comprensión y el entendimiento, es indispensable para construir un mundo pacífico”.