“Busco informar para erradicar la corrupcion”

“Busco informar para erradicar la corrupción”
Por:

La escritora y periodista Isabel Arvide sostuvo que con su nuevo libro, Entre políticos y rufianes, busca que los jóvenes tengan más herramientas para conocer de dónde surgieron muchos de los actos de corrupción que se han ventilado en los medios de comunicación en los últimos años y poder erradicarlos.

Explica a La Razón que la relación del poder con la política ha generado que la realidad ha superado por mucho a la ficción cuando se piensa en corrupción; sin embargo, la sociedad ha evolucionado y ahora pone frenos más fuertes para impedirlo.

En su texto relata algunos de los episodios de cohecho que se presentaron en los sexenios priistas y panistas, así como sus vínculos con los sindicatos.

“Entre políticos y rufianes pretende hacer un recuento de la manera inmoral en que muchos políticos mexicanos han utilizado el poder. Es una manera inmoral e ilegal que les permite igual enriquecerse que mandar matar a alguien o meter a alguien a la cárcel simplemente porque no es afín a sus intereses en ese tiempo”.

¿Hay algún ejemplo de esto en su libro? Está el caso de Juan Sabines cuando era gobernador de Chiapas, que pudo meter a una persona a la cárcel, en este caso es Mariano Herrán (exfiscal del estado), y cuando salió simplemente le dijo: ‘se me pasó la mano’. Luego le pidió que trabajara para él. Éste es el retrato que a mí me parece inmoral del manejo del poder.

¿Actualmente no ha cambiado nada? Yo lo de que hablo y hago mucha referencia es, por ejemplo, una frase que la leyenda política le adjudica a Carlos Hank González, que decía ‘un político pobre es un pobre político’, y que esto definía la manera en que muchos políticos utilizaban el dinero para tener más poder político y llegar a posiciones más importantes.

¿La sociedad actualmente ya no tolera esto? Es terriblemente intolerante a esto y lo va a ser más, por la devaluación del dólar, por los empleos públicos y privados que se están perdiendo y porque las familias dicen: ‘¿por qué si a mí no me alcanza para llevar de comer a mis hijos, los que están en el poder pueden tener tantas casas, tantos escoltas y automóviles y los pagan mis impuestos?’

¿Los políticos no han sabido mandar señales de entender esta situación? Hay una frase muy clara para eso: ‘hay muchos en el gobierno que no entienden que no entienden’. Y no sólo pasa en el gobierno, sino en los líderes sociales. Ahí está la declaración de Andrés Manuel (López Obrador) de su 3de3 en el que se le “olvida”, entre comillas, hablar de sus departamentos.

¿A quiénes menciona en sus libros? Yo busque casos que pudieran ejemplificar esto, pero cuando hablaba de una persona, terminaba hablando de otra más, u otras dos más, porque la corrupción tiene una víctima y un protagonista que la ejecuta, y se revuelve mucho. Yo habló en mi libro de Salvador Neme, Mario Villanueva, Elba Esther Gordillo, Mariano Herrán Salvatti, Andrés Granier, Javier Duarte, Humberto Moreira, de cuatro generales: Jorge Juárez Loera, Jesús Gutiérrez Rebollo, Mario Acosta Chaparro y Ricardo Martínez Perea. Además hablo de un expolicía de la federal de seguridad que es el verdadero iniciador del Cártel de Juárez, que es Rafael Aguilar Guajardo, que fue asesinado.

¿Al llegar al poder se cae en consecuencia en corrupción? La excepción es que quien esté en el poder utilice ese poder para servir a la gente y no para servirse de él. Yo sí creo que existen políticos honestos y comprometidos, pero son muy poco.

Con sus libros, explica la escritora, espera contribuir para denunciar el cohecho con el objetivo de que se combatan estos ilícitos y pueda cambiar la forma de hacer política en el país. A sólo unas semanas de salir a la venta, la escritora señaló que Entre políticos y rufianes ya lleva un tercio del tiraje vendido.