Cambio de rumbo, piden a Cesar Nava

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por Elena Michel

El nuevo presidente nacional del PAN, César Nava Vázquez, dio un paso más para cicatrizar las heridas que dejó su proceso de sucesión y, en una reunión de cinco horas, que por momentos se torno “catártica”, logró el cierre de filas de los senadores albicelestes.

“La página se cerró el sábado pasado; estamos ya en otra etapa”, presumió Nava, quien calificó la reunión como “franca y abierta”.

Santiago Creel, uno de los principales oponentes de Nava durante la elección, confirmó: “cierro el capítulo” y le otorgo “el beneficio de la duda. No queremos que nuestro partido entre con titubeos o debilitado a lo que va a ser esta Legislatura y a lo que van a ser los proceso de elección”.

Creel Miranda agregó que se delinearon los temas de la agenda legislativa que impulsará el blanquiazul, entre los que destacan una reforma laboral, educativa y a de telecomunicaciones, así como la reelección de legisladores.

Los senadores pidieron al dirigente nacional del PAN “abrir” el proceso de reflexión a toda la militancia panista y a la sociedad. Nava creó una comisión para este análisis, la cual está integrada sólo por consejeros nacionales.

“La reflexión no puede quedar en manos de un grupo reducido”, argumentó Creel en breve entrevista al término de la reunión.

Durante el encuentro se pactó la permanencia de Gustavo Madero como coordinador de la bancada panista en el Senador.
Madero agregó que la exigencia de los senadores fue que después de la derrota electoral del 5 de julio, es obligado cambiar la estrategia del partido.

“La reunión es parte del proceso de reflexión en el que está inmerso el partido. Hubo un parteaguas; después del 5 de julio no podemos hablar de una continuidad, tiene que haber un antes y un después”, advirtió.

El chihuahuense dijo que los senadores “empujarán” las transformaciones que el partido necesita para reposicionarse de cara a las elecciones de 2010: “es un buen augurio para lo que viene”.

Humberto Aguilar Coronado confió en que trabajará de manera estrecha con los senadores.

Hereda deuda por 300 millones

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y el Consejo Nacional –órganos directivos del PAN– aprobaron en febrero solicitar una línea de crédito de hasta 400 millones de pesos a Banorte, para el financiamiento de la reciente elección y la de 2010.

La dirigencia panista saliente ya utilizó 300 millones del total este crédito –además de los recursos que el IFE le otorgó– para la disputa de seis gubernaturas y la renovación completa de la Cámara de Diputados.

Las autoridades electorales entregaron al blanquiazul mil 59 millones 573 pesos, cifra que se desplomará, pues los albicelestes serán la segunda fuerza en San Lázaro.

César Nava sólo podrá ejercer lo que resta de ese préstamo para 2010 y pagar la deuda que adquirió Martínez Cázares, quien detalló que el PAN tiene “tres o cuatro años” para pagar al banco.

asc