Sábado 11.07.2020 - 11:30

CDHDF insta a periodistas vigilar operacion de nueva ley

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Archivo Cuartoscuro

Pese a los avances que significa la Ley de protección integral a defensores de derechos humanos y periodistas, ésta no será suficiente sin la participación y vigilancia de la sociedad civil y periodistas, advirtió la comisión local en la materia.

En un comunicado, donde reconoce la labor de defensores y periodistas en la Ciudad de México, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) destacó que la nueva norma incluye algunos aspectos muy relevantes.

Por ejemplo, citó el carácter forzado del desplazamiento de estas personas con motivo de su trabajo, y las medidas preventivas tanto para ellas como para sus familiares, lo cual la convierte en un instrumento con “un perfil humanitario único en su concepción”.

La Ley de Protección Integral para personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas crea un organismo público descentralizado del gobierno capitalino, con personalidad jurídica y patrimonio propio, autonomía técnica y de gestión, lo que promete hacer más eficaz en su operación.

Pero insistió en que esas particularidades no tendrán suficiente valor si la operación del mecanismo no cuenta con el acompañamiento y vigilancia tanto de la sociedad civil como de los propios periodistas y defensores de derechos humanos.

En ese sentido, la CDHDF refrendó su compromiso de colaborar tanto con personas como con organizaciones defensoras de derechos humanos y periodistas, para vigilar la plena aplicación de esta Ley, cuya publicación culmina a más de un año de trabajo.

Además recordó que de manera paralela a la debida operación de estos mecanismos, es indispensable fortalecer las instituciones de procuración de justicia para acabar con la impunidad, mientras su personal, debe ser sensible a las necesidades de la gente.

Y dado su objetivo, “esta Ley llega en un momento adverso y triste para los defensores y periodistas que habitan la ciudad, a 13 días del homicidio del fotoperiodista Rubén Espinosa, así como de Nadia Vera, Yesenia Quiróz, Alejandra y Mile Virginia Martín, en la Colonia Narvarte”.

Por ello, la Comisión reconoció que no es fácil hablar de protección en estos momentos, pero es indispensable por la obligación de proteger a periodistas y defensores, “en un país sumergido en una gran crisis de derechos humanos”.

Además, recordó que es deber de los Estados proteger a sus defensores y periodistas para que puedan ejercer su trabajo con pleno respeto a sus garantías.