Celebra CNDH que se retomen observaciones de caso Iguala

Celebra CNDH que se retomen observaciones de caso Iguala
Por:

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl González Pérez, celebró que durante el encuentro con los familiares de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se haya comprometido a reabrir todas las líneas de investigación propuestas por la CNDH, que hasta hoy no han sido atendidas.

“El nuevo gobierno señaló que estará abierto a todas las líneas de investigación y por eso le entregué al Presidente electo los cuatro reportes que le hemos entregado al gobierno actual, en donde hay propuestas de las cuales una gran mayoría no se han cumplido”, dijo a su salida de la reunión en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México.

Como lo documentó La Razón, la CNDH ha emitido 57 observaciones (47 de ellas a la PGR), de las que sólo se ha dado respuesta a 10; 29 siguen en vía de atención, y en ocho más se ha hecho caso omiso, entre las que destaca una segunda ruta de desaparición y la búsqueda de Édgar Sandoval Albarrán, alias La Rana o El Güereque, quien, según las indagatorias, se ubica en Los Ángeles, mientras en su lugar está detenida una persona inocente.

“Nos invitó el Presidente electo para que la CNDH pueda participar desde su trinchera. Creemos, y lo digo así abiertamente, que las recomendaciones que hemos emitido, y una más que emitiremos en breve, van a aportar muchísimo para que se puedan rencauzar las investigaciones, pueda también darse ese rumbo, a partir de las Recomendaciones que hagamos.Creo que va a aportar muchísimo en ese esfuerzo por llegar a la verdad”, dijo ayer el ombudsman a este diario.

González Pérez descartó que la Comisión Investigadora pueda debilitar las instituciones, incluido el propio Ejército:

“Lo hemos dicho reiteradamente, cuando se reconoce que hay una violación a derechos humanos por cualquier entidad de la Administración Pública Federal o Estatal se fortalecen las instituciones, no se debilitan; cuando servidores públicos se apartaron del cumplimiento de la ley e incurrieron en violaciones de derechos humanos, la mejor respuesta que pueden tener las instituciones es reconocerlo, investigar y sancionar a quien resulte responsable”, concluyó.