CIDH acusa ocultamiento en pruebas en Caso Iguala

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Archivo Cuartoscuro

El grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que evalúa la investigación sobre la desaparición de 43 normalistas en Iguala detectó que autoridades no informaron de algunos hallazgos a familiares, y que posiblemente se destruyeron videos que contenían evidencias de lo sucedido en 2014 en un caso que desató indignación dentro y fuera del país.

A escasas dos semanas de concluir su mandato inicial de seis meses, miembros del grupo dijeron en rueda de prensa que su reporte final será presentado el 6 de septiembre en el que detallarán los hallazgos que han hecho y el análisis del trabajo que las autoridades han realizado para intentar esclarecer la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Además, el grupo solicitó que se amplíe su mandato para que después de septiembre continúe con sus trabajos y aunque los familiares están de acuerdo, aún están en espera de la respuesta del gobierno.

Los estudiantes fueron detenidos el 26 de septiembre de 2014 por policías y según la versión oficial habrían sido entregados a un grupo del narcotráfico que presuntamente los asesinó y calcinó. Los padres y grupos civiles que los acompañan no creen esa versión y sostienen que se basa más en declaraciones de presuntos sicarios que en evidencias.

El grupo de expertos fue creado para analizar esas investigaciones oficiales y dar recomendaciones que clarifiquen lo que sucedió.

La ex fiscal guatemalteca Claudia Paz dijo que el grupo encontró que las autoridades localizaron ropa y algunos objetos de algunos de los estudiantes el día posterior a su desaparición, sin embargo no se procesó y tampoco se informó a los familiares ni sus representantes.

Paz detalló que durante la investigación se encontraron 19 prendas de vestir de los estudiantes sin rasgos de sangre, pero la PGR nunca reportó esta información a las familias de los jóvenes.

Comentó que del 29 al 30 de julio se tomaron muestras de laboratorio a la ropa localizada en dos autobuses en los que se transportaban los normalistas la noche del 26 de septiembre en Iguala.

Por otra parte la experta señaló que solicitaron a las autoridades a realizar una segunda autopsia al cuerpo de Julio César Mondragón, que deberá estar a cargo de los peritos independientes de Argentina, ya que no se evaluaron varias lesiones del rostro y fracturas craneales.

"Este hecho es grave", dijo y refirió que solicitó a las autoridades tomar muestras para enviarlas al laboratorio de Innsbruck, en Austria, para hacer pruebas de ADN.

El lugar es el mismo donde se analizaron hace meses algunos restos óseos, uno de los cuales correspondió a unos de los alumnos, Alexander Mora.

Paz dijo que también recibieron información de que había al menos un video que habría registrado la participación de la policía local en la detención ilegal de los estudiantes, pero al parecer fue destruido.

Con información de Daniela Wachauf