CIDH: Ninguna participacion del ejercito en caso Iguala

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Cuartoscuro

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  admitió que no hay evidencia de que el Ejército  haya intervenido en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotiznapa, en Iguala, el 26 de septiembre de 2014.

Francisco Cox comentó que no existen evidencias de que el Ejército haya participado en los hechos de Iguala.

El experto agregó que el motivo para haber solicitado la entrevista (al personal del 27 batallón del Ejército) tiene que ver más bien con que fueron testigos de ciertos hechos y que estaban en esos lugares.

Explicó que no tienen ningún antecedente que vincule a los militares jurídico-penalmente a los hechos.

El representante de la CIDH aseguró que, como se lo han expresado al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa, su única intención es obtener información para la investigación y para la búsqueda.

“El argumento que ha dado el Estado por no permitir nuestra presencia, ni que hagamos directamente las preguntas a los miembros del 27 batallón, ha sido que ello pondría en riesgo la legalidad de la investigación; eso es lo que nos han dicho y obviamente nosotros no compartimos estos argumentos”, expresó el especialista.

Debido a que el pasado 3 de agosto el gobierno federal, a través de la Secretaría de Gobernación y de Relaciones Exteriores, ofreció al grupo que dichas entrevistas se hicieran en el marco del proceso penal del caso, éstas no se llevaron a cabo por escrito.

Comentó que estuvo presente en el interrogatorio donde buscó incluir preguntas que sus integrantes querían hacerles.

Durante su quinto informe de labores Claudia Paz, Alejandro Valencia, Carlos Beristáin y Francisco Cox manifestaron que solicitaron a la oficina central de la CIDH ampliar su estancia en México otros seis meses, pues su periodo de medio año, por el que el organismo cobró un millón de dólares, concluye en dos semanas.

En tanto Paz dijo que hay nuevas deficiencias en el manejo de pruebas en la investigación por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ya que en junio detectaron dentro del expediente de la investigación que el 27 de septiembre, durante una inspección ocular, autoridades ministeriales recogieron ropa de

varios normalistas.

“Esta situación no era conocida ni por sus familiares ni por sus representantes, ni tampoco existía un registro específico de su procesamiento. Para nosotros este hecho es grave, tanto del punto de vista de la investigación como en la importancia que tiene para las familias”, detalló Paz

Recordó que al detectar esta situación, solicitaron a la PGR identificar dónde se encontraba la ropa, la cual fue examinada por los peritos argentinos y de la propia dependencia y luego enviaron los resultados a Innsbruck.

El grupo de expertos presentará el 6 de septiembre sus conclusiones sobre lo ocurrido en Iguala, Guerreo.