Con comisión de diálogo, PRD define su futuro

Con comisión de diálogo, PRD define su futuro
Por:

El presidente nacional del PRD, Manuel Granados, anunció la creación de una comisión nacional de diálogo encaminada a definir si el partido se refunda o se crea uno nuevo, con el objetivo de recuperar la credibilidad social y ser un contrapeso para el Gobierno entrante.

“Hacia allá tenemos que estar orientados; va a ser el trabajo que haga esta Comisión de Diálogo, luego de escuchar a diversas personalidades, liderazgos, organizaciones y a la sociedad, y a partir de ello establecer un nuevo esquema de organización, reglas internas y definiciones”, expresó el líder del sol azteca.

Señaló que es preocupante la reducción de la pluralidad política ante el surgimiento de Morena como partido hegemónico que busca el monopolio del poder a costa de la competitividad partidaria.

Bajo este contexto, Granados aseveró que es necesario contribuir a la construcción de una alternativa de izquierda democrática, liberal y progresista basada en nuevos consensos sociales, para actuar como contrapeso ante los excesos del poder, y enarbolar un claro programa para democratizar el poder público.

El Dato: El PRD inició su etapa de cambios tras perder el Gobierno de la CDMX y por la baja preferencia que registró en los comicios.

Indicó que las prioridades de esta fuerza política son: reorientar el rumbo económico neoliberal del país, defender los derechos humanos, el Estado laico, la igualdad sustantiva, combate frontal contra la corrupción con fiscalías autónomas, recuperar el poder adquisitivo del salario e ingreso familiar y combatir responsablemente la inseguridad.

El dirigente nacional insistió en que requieren avanzar en la elaboración de una plataforma común que lleve al partido a un nuevo modelo con su declaración de principios, programas, estatutos y una dirección que refleje la nueva realidad de esos esfuerzos.

Apuntó que en su agenda está luchar por un aumento del 100 por ciento del salario mínimo; reducir del precio de las gasolinas, así como la abrogación de la Reforma Energética; inversión de 8 por ciento del PIB a educación y 1 por ciento a ciencia y tecnología, entre otros puntos.