“Con Sembrando Vida no tengo que ir a EU”

“Con Sembrando Vida no tengo que ir a EU”
Por:

En Tapachula, Chiapas

Con el sol pegando a plomo y mientras araba la tierra, en un ejido de Tapachula, Chiapas, Gabriel Mendoza aseguró que el programa Sembrado Vida lo salvó de irse a Estados Unidos.

“Estoy contento, ahorita ya nos dijeron que tenemos que tener bien limpia la tierra, por eso ya hice dos pases de rastra para tenerla limpia; ya vamos a empezar a sembrar las plantas”, relató a La Razón mientras trabajaba en una parcela ubicada en el ejido Congregación Reforma, perteneciente a Tapachula, Chiapas, y uno de los más abandonados en todo el país.

Mendoza, de 42 años de edad y quien dijo “sólo sabe trabajar la tierra”, ya recibe un salario de cinco mil pesos mensuales. A cambio, sembrará dos hectáreas y media de sus tierras: “En una hectárea voy a sembrar maíz intercalado con árboles frutales, y en la otra hectárea y media, cacao con árboles maderables”. Afirmó que el salario que percibe le permite mantener a su familia y arraigarse a su comunidad, pues ya traía en mente migrar hacia Estados Unidos.

“Estamos muy optimistas, porque realmente nunca habíamos recibido un programa de esta naturaleza, yo ya pensaba irme por la necesidad. Nos están empleando, la gente se va por lo mismo de que no hay empleo aquí en la comunidad y pues creo que este trabajo va a contribuir mucho a detener la migración”, expresó.

“Nunca habÍamos recibido un plan de esta naturaleza, yo pensaba irme (a EU) por necesidad. Nos están empleando, la gente se va por lo mismo de que no hay empleo; creo que este trabajo va a contribuir a detener la migración”

Juan Gabriel Mendoza

Beneficiario del programa Sembrando Vida

Sembrando Vida busca generar a lo largo del sexenio 400 mil empleos directos, mediante la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables, en 19 estados del país.

Este 2019 ya se tienen presupuestados 15 mil millones de pesos, con el fin de cubrir una meta de 575 mil hectáreas, en pro de 230 mil productores.

En el ejido Congregación Reforma, además de Mendoza laboran 24 personas más, según relató Eduardo Virgen Hernández, uno de los técnicos del programa.

“En este ejido hay 25 personas quienes son asesoradas por mí, como técnico productivo, y por otro técnico social. Yo les ayudo a mejorar la calidad de sus cultivos, mientras que el social ayuda a fortalecer el tejido y resolver cualquier problema comunitario que pudiera presentarse”, explicó a este medio.

Agregó que, en medio de los terrenos de los sembradores, se instala un vivero comunitario: “Tendrá materiales de la región, aquí los campesinos podrán venir a recoger sus plantas, sus semillas, sus insumos en general, a un lado habrá también una biofábrica, donde produciremos el fertilizante principalmente”.

Dijo que tan sólo en el municipio de Tapachula, Chiapas, existen 36 ejidos que beneficiarán de 20 a 30 sembradores, mientras que, a lo largo de esta entidad, 25 municipios son parte del programa.

Aseguró: “Es un hecho que estamos erradicando la migración a través de este programa”. Inclusive narró el caso de un mexicano que se encontraba en Tijuana, Baja California, y regresó a Chiapas al resultar seleccionado.

El Dato: Elementos de la PF y del INM aseguraron a 146 migrantes centroamericanos, quienes estaban hacinados en una vivienda en la localidad de Palmillas, en San Juan del Río, Querétaro.

También te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/mexico/secuestro-migrantes-tabasco-tenosique/

http://www.3.80.3.65/mexico/rescatan-a-40-migrantes-centroamericanos-en-chiapas/