Convoca Calderón a debate respetuoso

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

El presidente Felipe Calderón llamó a celebrar el Centenario de la Revolución y el Bicentenario de la Independencia enfocados en un debate sobre la agenda nacional, que haga la vida común y el futuro de los mexicanos más enriquecedores.

"A lo que aspiraría es que hubiera un estado de ánimo nacional constructivo y con visión de futuro", que en la discrepancia haya más respeto y construcción democrática y que se sustituya la estridencia por información, los gritos por el debate.

Al participar en el programa inaugural de la estación Radio 2010 por internet, del Instituto Mexicano de la Radio (Imer), el mandatario señaló que 2010 será la conmemoración en la que se tenga la mayor libertad de prensa y el mayor ejercicio de facultades ciudadanas, frente a una sociedad democrática.

Este año, dijo, aspiraría a impulsar un sentido patriótico y de esperanza para superar problemas que en ciertos momentos podrían causar crispación. "Me gustaría, más allá de las celebraciones, que hubiera un estado de ánimo con más respeto, menos estridencia no sólo en lo político, sino también en los medios" de comunicación, añadió Calderón Hinojosa.

Confió que este Bicentenario sea más enriquecedor para la vida del ciudadano, que debe aprovechar la oportunidad "de buscar y hacer juntos grandes cosas, esa debe ser la tarea cotidiana". De igual forma el mandatario instó a cada mexicano a enorgullecerse de su país, así como a repasar su historia, sus fracasos y logros, "además de querer hacer muchas más" por México.

El jefe de Estado exhortó a los mexicanos estar orgullosos del pasado, así como a trabajar en "el futuro que queremos" y en la maravilla de la libertad. "Un pueblo libre no es fácil diseñarlo e impulsarlo, pero lo podemos hacer, construir un futuro y llevar México a donde lo queremos conducir", instó.

Tras hacer un recuento de cómo fue celebrada la Independencia en años pasados, Calderón observó que el presidente no debe ser el protagonista de estas celebraciones, sino el ciudadano común, las comunidades indígenas, los intelectuales, los profesionistas, las ama de casa, cada habitante del país.

"Yo no quiero ser el protagonista, queremos un México plural y democrático", puntualizó luego de aclarar que la democracia no representa la idea de que todos estén de acuerdo.

Por ello convocó a no callar ni cancelar los puntos de vista diferentes sino a encontrar puntos de encuentro, así como a coincidir en una palabra: México; "así de fuerte como es la palabra, así de bella como es la construcción gramatical verbal", expuso.

El presidente Felipe Calderón recordó que México está saliendo de una grave crisis, aunque aclaró que "ahora no tuvimos la pérdidas de empleo que se registraron en otras" situaciones más críticas generadas "algunas de errores fatales en la conducción del país".

En este contexto, el Ejecutivo federal reconoció que el año pasado se perdieron empleos, "pero ya nos estamos recuperando" y ello se refleja un estado de ánimo diferente en la población, que mejorará en la medida en que se sienta en su bolsillo.

vms