Estudio elaborado por la UCSF

México pudo evitar 190 mil muertes en pandemia, revela estudio de la OMS

Afirma que ha habido sólo una ola y no se cambió la estrategia ante niveles extremos de contagios en 2020; ve decisiones centralizadas y relego del Consejo General de Salud; alerta a 24 estados aumento de positivos tras vacaciones; entre éstos están: BCS, Colima, Campeche, Morelos...; llaman a no bajar la guardia para evitar tercera ola

COVID-19
Se reanuda vacunación con segundas dosis en 5 alcaldías, en la imagen, Magdalena Contreras.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Otilia Carvajal

México pudo haber evitado 190 mil defunciones en 2020, no sólo por la pandemia de COVID-19, sino por otras enfermedades que no se pudieron atender debido a la ocupación hospitalaria, reveló un estudio comisionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe “La respuesta de México ante el COVID-19. Estudio de caso” advirtió que el país tuvo niveles muy altos y extremos de contagios, pero no se cambió la política para controlar la transmisión.

La OMS enlistó 10 aspectos en los que México no incorporó adecuadamente las pruebas científicas ni la prevención. Entre estos destacan la eficacia del cubrebocas, la transmisión del virus por personas asintomáticas y presintomáticas y la aplicación de pruebas generalizadas para detectar la enfermedad.

Otros puntos son la gravedad del Covid-19; la incertidumbre por la inmunidad adquirida; los riesgos asociados a nuevas variantes; la regulación de viajes y control fronterizo y las prioridades de la vacunación.

El documento elaborado por la Universidad de California en San Francisco (UCSF) apuntó que no se hizo un cambio en las medidas de salud pública cuando aumentó el riesgo de contagios, principalmente a finales de 2020 en la Ciudad de México “lo que contribuyó a un pico de casos y muertes”.

México es el tercer país con mayor número de muertes por el virus a nivel mundial, sólo por detrás de Brasil y Estados Unidos.

También es el cuarto lugar por exceso de mortalidad en 2020. En ese periodo fallecieron 43 por ciento más personas que entre 2018-2019, mientras que la media en otros países fue de 17.3 por ciento.

Advierten presiones políticas sobre medidas sanitarias

Los especialistas manifestaron que la toma de decisiones en torno a la pandemia estaba “excesivamente centralizada” en una unidad de gobierno que carecía un nivel de independencia necesario para mantener los aspectos técnicos de la evaluación de riesgos y planificación alejados de “presiones políticas indebidas”.

El informe planteó que “las autoridades nacionales tardaron en actuar y aprovecharon las competencias concurrentes en materia de salud para eludir la responsabilidad de coordinar una estrategia coherente de salud pública. En algunos casos, obstaculizaron la acción de los gobiernos estatales”.

“El máximo órgano de gobernanza y coordinación sanitaria de México, el Consejo General de Salud, quedó relegado a un papel secundario durante toda la pandemia”, cuestionaron en el informe.

El documento comisionado por la OMS expuso que las autoridades mexicanas minimizaron la amenaza del Covid-19 y los funcionarios responsables tomaron decisiones clave basadas en suposiciones sobre el virus cuya certeza científica no se había establecido.

“La toma de decisiones técnicas se vio obstaculizada por la interferencia política discrecional”. Y agregó que “surgieron tendencias de pensamiento grupal entre los funcionarios de salud, que adquirieron un alto interés en evitar la culpa y tendieron a duplicar sus errores”

OMS recomienda a México cambiar enfoque de estrategia contra Covid-19

La OMS recomendó a México cambiar rápidamente a un enfoque colaborativo para el combate a la pandemia, que tenga como eje al Consejo de Salubridad General, así como la cooperación de la comunidad científica, instituciones educativas y sociedad civil.

También indicó la urgencia de una comisión asesora permanente e independiente integrada por la comunidad científica y académica para revisar las decisiones políticas, hacer recomendaciones y analizar la evidencia científica emergente.