Viernes 10.07.2020 - 11:54

Cuestionan imparcialidad y la etica del ombudsman

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La bancada de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados cuestionó al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, por tener una gestión que antepone sus intereses personales a los de la defensa de los derechos humanos y genera dudas sobre su ética y profesionalismo.

El vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, cuestionó a través de una carta abierta que entregó al propio ombudsman, que éste actuó “con mano dura” contra las autoridades estatales, pero no responde de la misma manera ante las quejas presentadas contra el Gobierno Federal.

Un ejemplo de lo anterior son las recomendaciones 45, 48, 51 y 55 emitidas por el organismo a finales de 2013, por diversas violaciones en contra de menores de edad en centros educativos.

Mientras que las recomendaciones 48, 51 y 55, dirigidas al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), tardaron entre 17 meses y dos años en ser emitidas; la número 45, dirigida al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se liberó sólo cinco meses después de que se interpuso la queja.

“¿Acaso hay que pensar que la emitió con el objeto de descalificar al Abogado General de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, quien fue su adversario en la elección para ombudsman en 2009 y posiblemente pueda ser contendiente en la renovación de la presidencia de la CNDH?”, cuestionó el legislador.

Mientras que a la CNDH le “escandaliza” que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitiera la recomendación del caso Góngora tres meses y medio después de recibir la queja, a Plascencia le tomó 40 meses resolver el caso de la muerte de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

“Da la impresión que en el primer caso, más que preocuparse por los intereses de la quejosa, se trató de exhibir ante la opinión pública al entonces presidente de la CDHDF, Luis González Placencia, para obstaculizar su reelección en ese organismo, evitando así que compitiera con usted para ser ombudsman nacional a fines de año”, sostiene Mejía.

Otro manejo personal desde la CNDH, según el legislador, se dio al emitir tres recomendaciones a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante 2010 y 2011, cuando el organismo era dirigido por José Luis Luege, quien, al no aceptarlas fue llamado a comparecer ante el Senado por solicitud del propio Plascencia.

“Tal parece que la situación se origina, más que en la actuación de la Conagua, en un favor hecho a la entonces diputada de la Asamblea Legislativa del DF, Mariana Gómez del Campo (madrina de quince años de su hija mayor), pues durante esos años disputaba con el ingeniero Luege a quién le correspondería una senaduría del PAN”, menciona.

Por los anteriores ejemplos, exhortó al Senado a que en el proceso de ratificación o selección del nuevo titular del organismo se tome en cuenta el procedimiento de consulta pública para elegir a un nuevo ombudsman con un “perfil idóneo”.