Sábado 5.12.2020 - 11:43

Estuvo prófugo 10 años

Una década después, Julio César Godoy Toscano busca un amparo para evitar la cárcel

El 4 de noviembre, se le concedió la protección provisional, pero el próximo jueves será la audiencia incidental del caso

Julio César Godoy
Julio César Godoy
Por:

Luego de 10 años de permanecer prófugo, Julio César Godoy Toscano, recibió un amparo para evitar cualquier orden de aprehensión, detención o cualquier orden privativa de la libertad en su contra.

El amparo promovido por la defensa del exdiputado cuyo expediente es 565/2020, se presentó el pasado 4 de noviembre, y le concedió la protección provisional de la justicia, pero esto podría cambiar a partir del próximo jueves, cuando se realice la audiencia incidental del caso.

En esa fecha, el juez deberá informar si hay órdenes de aprehensión en contra del medio hermano del exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel. Este martes fueron recibidos los informes solicitados a los diferentes juzgados del país para que den a conocer todos los procesos abiertos en contra de Godoy Toscano.

El exdiputado, quien fue acusado en 2010 de tener relaciones con el Cártel de la Familia Michoacana, enfrenta cargos considerados como graves, en el anterior sistema judicial, por lo que el amparo no impedirá la orden de arresto.

La jueza Primero de Distrito en Materia de Amparo Federal fijó una garantía de 6 mil 500 pesos para conceder a Godoy la protección judicial.

En septiembre de 2010, la Policía Federal tendió un cerco para impedir que, el entonces diputado perredista, rindiera su protesta de ley, con lo que automáticamente adquiriría fuero. Godoy se rasuró el bigote y entró al recinto parlamentario escondido en un automóvil. Las versiones de la época señalan que fue el coordinador de los diputados michoacanos del PRD, Víctor Manuel Báez quien lo introduce; otra versión, del vicecoordinador de la fracción parlamentaria, Guadalupe Acosta Naranjo, es que bajó de un taxi en la entrada principal.

También se dijo que fue el Coordinador de la Fracción Parlamentaria, Alejandro Encinas quien lo escondió en su oficina, desde donde finalmente salió para dirigirse al pleno y rendir su protesta de ley. Poco después abandonó la Cámara de Diputados y desapareció durante casi 10 años.