Descartan aumento de decesos por influenza A en invierno

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La Secretaría de Salud capitalina descartó un incremento en el número de muertes en esta capital por el inminente rebrote de influenza A(H1N1), al iniciarse el próximo invierno, como ha ocurrido en algunos países del cono sur.

En entrevista, el subsecretario Ignacio Villaseñor Ruiz explicó que el programa que el gobierno capitalino ha preparado para hacer frente a un eventual rebrote de ese virus va encaminado a la mitigación del efecto de la enfermedad.

"Esto implica, en términos prácticos -subrayó- que los sanos no se nos enfermen, que los enfermos no se nos compliquen y los que se compliquen no se nos mueran. Ese es el punto central del programa".

Destacó que la influenza cobró vidas al inicio porque era un virus nuevo y ahora la gente acude inmediatamente al médico, por lo que "esperamos que con esto y con las medidas de intervención inmediata la mortalidad sea menor a la que se ha tenido".

Sin embargo, reconoció que existe el peligro de que el virus pueda mutar. "Ese sería el peor peligro al que nos podríamos enfrentar: que el virus hiciera una mutación, que estuviéramos luchando con un virus más agresivo al que existe".

El funcionario comentó que en la ciudad de México han aparecido casos aislados del virus A(H1N1).

"Sí hay más casos. Vamos a tener casos del A(H1N1) y del virus de influenza estacional durante todo el año", anotó.

Sin embargo, afirmó que en este momento no hay un incremento anormal o superior a los casos que eventualmente estamos esperando.

En cuanto a si la aplicación de la vacuna contra la influenza estacional podría tener algún efecto para aminorar los casos de la A(H1N1), Villaseñor Ruiz señaló que "no está documentado que haya protección por esa vacuna contra el A(H1N1)".

De hecho, añadió, al inicio de la epidemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que no había pruebas en ese sentido.

Indicó que el control de la enfermedad no sólo debe ser un esfuerzo de las autoridades de Salud, sino una responsabilidad de todos como padres, maestros, hijos y como sociedad.

"Todos tenemos que participar en la contención de esta situación", aseveró. Sobre las medidas que se toman para prevenir la aparición de más casos, dijo que fundamentalmente se aplican en las escuelas, como los filtros familiares para que "si detectan algún niño o algún miembro de la familia enfermo no lo manden a la escuela o bien que acudan con el médico".

Agregó que también se promueven medidas preventivas referentes a la higiene personal y el autocuidado, como es el lavado de manos, estornudar sin mojar a los demás, después de estornudar limpiarse la nariz y la comunicación constante con la autoridad escolar.

Otro punto del programa, abundó, es la higiene de las instalaciones que tiene que ver con la limpieza constante de las bancas y los barandales, una vez al día o más si es necesario y la higiene de sanitarios.

Además, se prevé disponer de información constante al personal docente y administrativo, a los alumnos y padres de familia; así como la vigilancia del ausentismo escolar y laboral.

"Una cosa es que se ausenten los alumnos y otra que se ausenten los maestros y el personal administrativo, ya que ambos pudieran ser alcanzados por una infección de las vías respiratorias", alertó.

Dijo que durante el invierno las personas permanecen en casa más tiempo, "con más gente o guardados en los salones de clase, por lo que llamó a evitar este tipo de situaciones en la medida de lo posible para evitar conglomerados muy fuertes de personas".

Adelantó que en la medida en que se acerque la temporada invernal habrá una campaña de difusión más amplia sobre las medidas que la población afortunadamente ya conoce de higiene y autocuidado de personas. También se ha previsto la preparación de hospitales donde se concentrará a enfermos que requieran ser internados.

"Tenemos listos los insumos antivirales y antibióticos y los equipos de ventilación y lo que se requiera para atender a los pacientes", puntualizó. El funcionario capitalino recordó que el cuidado oportuno en el primer nivel de atención, tratamientos adecuados y la calidad en los hospitales permitirá preservar la salud y la vida de los capitalinos.

Villaseñor Ruiz citó que cuando aparece un nuevo virus, en principio, toda la población es susceptible de contagio, excepto aquellos que, como ocurre en todas las enfermedades, por la naturaleza propia de los organismos tienen defensas naturales que de alguna manera lo resisten.

En cuanto a la influenza estacional, señaló, los menores de cinco años y mayores de 60, así como aquellas personas con Sida, diabetes o que estén embarazadas, son las más vulnerables, por lo que a esos sectores se enfocará la protección específica.

vms