Desconocen que tienen diabetes dos millones

Desconocen que tienen diabetes dos millones
Por:
  • nestor_jimenez

En México hay por lo menos 2 millones de personas con diabetes pero desconocen que padecen esta enfermedad hasta que presentan complicaciones de salud, sostuvo el presidente de la Comisión de salud de la Cámara de Diputados, Elías Octavio Íñiguez, por lo que en enero iniciarán con la elaboración de una legislación que establezca medidas de prevención.

El legislador panista recalcó que, luego de que la Secretaría de Salud emitió una alarma epidemiológica por diabetes, así como por sobrepeso y obesidad, este se ha vuelto uno de los principales temas a tratar dentro de dicha instancia legislativa.

“En el aspecto legislativo tenemos que tomar medidas porque no puede seguir gastando el país 98 mil 500 millones de pesos al año en el tema de la diabetes, es lo que se gasta actualmente para atenderlo con todo lo relacionado como amputaciones, tratamientos”, indicó el diputado federal.

Precisó que la discusión de este tema se retomará dentro de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que regresará a sesionar en la primera semana de enero, con el objetivo de aterrizar medidas preventivas y de concientización que atiendan la alarma.

“Tenemos la cifra de que hay 6.4 millones de mexicanos que tienen diabetes, claro que nos preocupa y estamos viendo la manera de destinarle más recursos, pero es aún más preocupante que hay otros dos millones que no saben que son diabéticos, ésos son los que nos preocupan, porque cuando llegan a otra etapa (de la enfermedad) nos llegan ya muy complicados”, agregó.

La atención de esta enfermedad, en conjunto con padecimientos derivados de la obesidad y sobrepeso, así como hipertensión y los padecimientos crónico degenerativos requieren de una gran cantidad de recursos, por lo que recalcó que el gasto en salud puede ser una inversión si está focalizado de manera correcta.

De acuerdo con instituciones internacionales, agregó Íñiguez, México es de los países que más invierten en salud, pero que menos resultados tiene, ya que la mayoría de los recursos se destinan como reacción para atender problemas ya existentes y no en prevención.

Para atenderlo, propuso que los recursos se recaban por el impuesto de un peso por cada litro de bebida azucarada, como los refrescos, que fue aprobada como parte de la reforma fiscal, se destinen a la prevención de este tema o al sector salud, para atender los padecimientos generados por esta enfermedad.