“Última fotografía del modelo neoliberal”

Diputados rechazan Cuenta Pública 2018 del gobierno de Enrique Peña Nieto

Luego de este dictamen, la ASF deberá dar seguimiento a las observaciones, para continuar con el proceso jurídico de responsabilidades

epn
Enrique Peña Nieto, expresidente de México.Cuartoscuro / Archivo
Por:
  • Antonio López

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó rechazar la Cuenta Pública de 2018, al considerar que durante ese ejercicio no se cumplieron los objetivos del desarrollo nacional ni se logró una mejoría significativa en la calidad de vida de los ciudadanos.

En el dictamen, que fue aprobado por 400 votos a favor, 48 en contra y 8 abstenciones, se señala que, en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto, los ingresos públicos presupuestarios ascendieron a 5,115,011.1 millones de pesos, cifra superior en 336,819.6 millones de pesos respecto a lo estimado en la Ley de Ingresos de la Federación.

De igual forma, los legisladores criticaron que la Oficina de la Presidencia de la República registró una erogación de más del doble de lo aprobado, pues se contemplaron mil 797 millones de pesos y se ejercieron 3 mil 682 millones.

“El último sexenio fue el más alto en corrupción en México, la Cuenta Pública de 2018, es la última fotografía del modelo neoliberal, y con la actual administración se cierra dicho ciclo”, dijo el coordinador del Partido del Trabajo, Reginaldo Sandoval.

Al presentar el dictamen, la diputada morenista Imelda Pérez Segura, aseguró que en 2018 “no se cumplieron a cabalidad los objetivos de la política del gasto y los avances en el cumplimiento de los objetivos de los programas nacionales y sectoriales tuvieron un impacto marginal en beneficio de la sociedad”.

Por su parte, Fernando Galindo Favela, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que el dictamen relativo al Ejercicio Fiscal 2018, “no refleja la realidad que se describe en el propio informe y tampoco refleja los resultados tangibles que se lograron en la administración anterior”.

“Hay que tener claro que este dictamen se refiere a los últimos 11 meses de la pasada administración, pero también se refiere al primer mes de la actual administración”, puntualizó.

Con dicho rechazo, la Auditoría Superior de la Federación deberá dar seguimiento a las observaciones, para continuar con el proceso jurídico de responsabilidades.