Durante la presentación del libro “Evo, operación rescate”

Ebrard admite que rescate de Evo Morales fue riesgoso; no se permitirán más golpes de Estado

El canciller agradeció la colaboración del Presidente López Obrador, Argentina y Paraguay para consumar el rescate del expresidente de Bolivia

En canciller Marcelo Ebrard junto con Evo Morales, expresidente de Bolivia.
En canciller Marcelo Ebrard junto con Evo Morales, expresidente de Bolivia.Foto: Especial.
Por:
  • Angélica Guerrero

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reconoció que enviar un avión militar para rescatar a Evo Morales de un golpe de Estado y después ofrecerle asilo político fue una operación riesgosa.

A dos años del suceso, relató que muy pocas veces los aviones de la Fuerza Aérea Mexicana han mantenido misiones fuera del espacio aéreo del país, algo que sí realizó el 11 de noviembre de 2019 para rescatar a Evo Morales.

“A diferencia de otros procesos de asilo donde quienes solicitaban asilo estaban en la Embajada, aquí no, aquí fuimos a un aeropuerto por una persona bajo riesgo, es decir en manos de una Fuerza Armada que no tenía indicaciones claras de qué iban a hacer”, explicó el canciller.

Así lo narró el funcionario durante la presentación del libro “Evo, operación rescate” del autor Alfredo Serrano en el Instituto Matías Romero.

Recordó que gracias a la colaboración del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien “asumió todos los riesgos”, así como de las naciones Argentina y Paraguay se logró consumar el rescate, pues éste último país permitió que el avión mexicano hiciera una escala para cargar combustible, “porque Perú en su momento nos dijo que no”.

“Entonces sí se corrieron muchos riesgos desde el punto de vista de la operación en sí misma, pero por supuesto que valió la pena porque eso permitió salvar la vida de Evo y que predominara el proceso democrático”, señaló el secretario.

Lamentó que el principal promovente y participante en motivar un golpe de Estado contra el expresidente de Bolivia haya sido la Organización de Estados Americanos (OEA) y más que se hiciera en el año 2021, cuando ese tipo de acciones dijo, corresponden a décadas anteriores.

“Nos deja una gran lección pienso yo para toda América Latina y el Caribe: tiene que haber un límite. Es decir, no se puede en nombre de cualquier argumento que pueda ser relevante, promover golpes de Estado. No lo vamos a permitir, pero ya no como un futuro, ya no lo permitimos hoy”, aclaró Ebrard.

Consideró que quienes estuvieron del lado del golpe no estaban ni estarán nunca en favor de la democracia, sino de intereses específicos. Además, agregó que México siempre estará a favor del asilo, del refugio y de la libertad para defender la dignidad de las personas.

lemm.