El candidato asesinado, con averiguacion por 6 crimenes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto archivo Cuartoscuro

El secuestro de cinco personas que no regresaron a casa, el homicidio de un hombre ejecutado a balazos y la posesión de diversas armas de fuego son sólo algunos de los antecedentes que la Procuraduría de Michoacán indaga para conocer el motivo por el cual, el exreo y después excandidato a la alcaldía de Yurécuaro por Morena, Enrique Hernández Salcedo,

fue asesinado.

La Razón tuvo acceso a los expedientes 69/14 por el delito de homicidio y al 55/14-I por el de secuestro, en donde diferentes jueces ordenaron encarcelar a Hernández Salcedo, apodado El Llamaradas. En ambos casos, los jueces consideraron que la Procuraduría contaba con suficientes pruebas para relacionar al entonces líder del grupo de autodefensas en Yurécuaro con los crímenes.

Rodolfo Cendejas, Alberto Menchaca, Juan Manuel Hernández, Óscar López y Juan Gabriel Pérez son los hombres que, según la averiguación, ya nunca aparecieron después de haber sido retenidos por Enrique Hernández por manifestarse en contra de las autodefensas.

En la averiguación se señala que fue el 3 de febrero del 2014 cuando esos cinco hombres se reunieron con una veintena de jóvenes en La Piedad, Michoacán, y abordaron varias camionetas para ir a manifestarse en contra de las autodefensas en Yurécuaro.

“Al ir llegando a dicha población, a eso de las once de la mañana ya los esperaban los autodefensas comandados por Enrique Hernández, alias El Llamaradas. Los bajaron y se los llevaron a una bodega denominada ‘Cuartel de los Autodefensas’ en donde los bajaron y después golpearon...”, se relata en el expediente.

Menciona también que los sobrevivientes a ese hecho relataron ante las autoridades judiciales que por la madrugada del día siguiente los cinco hombres, que aún están desaparecidos, fueron sacados de dicha bodega y que iban

vendados del rostro.

Cuando el juez sexto de primera instancia gira orden de aprehensión por secuestro a Hernández Salcedo —el 23 de abril de ese año— éste ya se encontraba en prisión acusado de haber participado en el asesinato del presidente municipal de Tanhuato, de extracción panista Gustavo Garibay García.

Tres meses después, el 5 de junio y después de una apelación, el magistrado de la segunda sala penal le revocó la formal prisión y le reclasificó el delito por el de encubrimiento y le fijó fianza de 10 mil pesos para salir de la cárcel.

En el caso del secuestro, finalmente lo liberaron porque a decir del mismo magistrado no se configuró ese delito, ya que los familiares de las víctimas nunca recibieron una petición de rescate.

“Ninguna de las pruebas existentes acreditaron que haya sido para obtener rescate o cualquier beneficio o para detenerlos en calidad de rehén y amenazarlos con privarlos de la vida o causarles daño para así obligar a sus familiares o a un particular que realice un acto cualquiera. Es decir, que ninguno de los presupuestos estructurales que integran el delito de secuestro se materializa”, se señala en el expediente I-205/14.