El notario que tramitó a AMLO cesión de depas es su sobrino

El notario que tramitó a AMLO cesión de depas es su sobrino
Por:

Andrés Manuel López Obrador encargó a un notario público que es su sobrino y subordinado, Adán Augusto López Hernández, tramitar la cesión a su hijo Andrés Manuel López Beltrán de departamentos ubicados en Copilco.

Estos inmuebles recién fueron motivo de una polémica luego de que el diario estadounidense The Wall Street Journal publicó que el tabasqueño no los incluyó en su declaración 3de3.

López Hernández, notario 27 con sede en Villahermosa y senador con licencia por el PRD, al cual renunció en 2014, hizo el trabajo de regulación de las propiedades ubicadas en la Ciudad de México.

En el numeral cuatro de la demanda por daño moral presentada el lunes por el líder nacional de Morena contra el WSJ, se indica que aquel fue quien expidió la escritura de “donación”.

En los Estatutos de Morena se prohíbe expresamente a los militantes de ese partido incurrir en “los vicios de la política actual: el influyentismo, el amiguismo, el nepotismo…”, pues su líder considera que son parte de la corrupción.

Dentro de los alegatos contra el rotativo este documento resulta nodal para tratar de obtener alguna compensación económica por daño moral, que, ha dicho el tabasqueño, le causó la publicación.

“Mediante escritura número 22,441, volumen CCCXLI, pasada ante la fe del licenciado Adán Augusto López Hernández, notario público veintisiete de Villahermosa, Tabasco, se hizo constar la donación que realizó el suscrito (López Obrador) a favor de Andrés Manuel López Beltrán, de la parte proporcional que le corresponde como copropietario de los Departamentos”, se lee en la querella.

Así, el exjefe de Gobierno argumenta que ya no es copropietario, junto con su esposa, Rocío Beltrán, de los dos departamentos ubicados en Copilco, pues a la muerte de ella en 2003 se promovió un juicio sucesorio intestamentario, en el que quedaron como herederos de 50 por ciento de las propiedades sus tres hijos: José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán. Mientras, la otra mitad fue para el líder de Morena.

En la escritura que resultó de la gestión del notario sobrino de AMLO se señala que el dirigente morenista entregó a su hijo Andrés López Beltrán la parte que le tocó de los departamentos.

La demanda dice: “El artículo (del WSJ) causa un daño en el patrimonio moral del suscrito (López Obrador), al afectar su honor, reputación y la imagen que los demás tienen de él”.

Si contrastan los datos de la denuncia contra los incluidos en la escritura que se procesó en la Notaría 27 se observa que dos fechas no coinciden: la primera, la de inicio del jucio sucesorio intestamentario, pues la primera señala que fue el 9 de abril, mientras que la segunda marca que fue el 10 de abril de 2003.

La otra fecha distinta es la que señala como de entrega de inventario de bienes que realizó José Ramón López Beltrán, ya que en la demanda dice que fue el 22 de agosto y en la escritura de Adán Augusto aparece como que fue el 20 de agosto.

Es una amenaza a la libre expresión: PRD

La corriente Galileos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señaló que el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, es una amenaza para la libertad de expresión.

Lo anterior, debido a que el exjefe de Gobierno demandó por daño moral al The Wall Street Journal por haber publicado un reportaje en el que asegura que el morenista no declaró en su 3de3 dos departamentos que adquirió en 2002.

Ante esto, el vocero de esta expresión perredista, Fernando Belaunzarán, dijo: “Es un mensaje de intimidación a la prensa, es una amenaza contra la libertad de prensa. No hay político más intolerante a la crítica periodística que López Obrador”.

Además, dijo que el dirigente utiliza a su familia como prestanombres de sus propiedades, ya que en su declaración 3de3, aseguró haber regalado sus bienes a su esposa e hijos: “Poner a esposas e hijos en sus propiedades es la forma más añeja y burda de usar prestanombres”.

Yared de la Rosa