Lunes 28.09.2020 - 16:11

Emite CDHDF recomendación para casos de arraigo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

México.- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió la recomendación 2/2011 a la Procuraduría General de Justicia capitalina y al Tribunal Superior de Justicia local, por las condiciones en las que se aplican el arraigo.

Debido a las severas consecuencias en la esfera de las garantías fundamentales para las personas sujetas a una investigación penal, rechazó la figura procesal del arraigo, ya que implica la práctica desterrada de detener para investigar.

En el arraigo, explicó la CDHDF, la investigación se realiza con una persona detenida, situación en la que la autoridad persecutora no ha establecido un objeto consistente de investigación ni la vinculación de la persona arraigada con el posible hecho delictivo.

En un comunicado, agregó que llegó a la convicción de que el modelo planteado en la Constitución y en la legislación del Distrito Federal para el arraigo, hacen de esta figura un acto procesal que es decretado por un juez y unilateral por el Ministerio Público.

Consideró que en tanto la figura del arraigo no desaparezca, tiene que regirse bajo los más estrictos controles judiciales y en el caso de los jueces, jugar un papel garante que les obligue a velar por el respeto de los derechos de las personas durante el procedimiento, sobre todo cuando se aplique una medida privativa de la libertad.

La CDHDF expuso que a pesar de su inclusión en la Constitución, a través de la reforma del 18 de junio de 2008, el arraigo continúa siendo una forma de detención arbitraria, a la luz de los estándares internacionales de los derechos humanos.

Si bien ésta es autorizada por un juez, su finalidad es facilitar una investigación a través de la detención prolongada de una persona bajo custodia y a disposición de la propia autoridad investigadora, fuera del control jurisdiccional, abundó.

Refirió que en la capital del país se aplica el arraigo a casos de delitos graves únicamente atendiendo a la pena, para después consignar en ocasiones por delito no grave.

Además la detención se lleva a cabo en lugar distinto al domicilio y el plazo por el cual se arraiga puede llegar a durar 90 días para casos de delincuencia organizada.

ams