Empresarios resisten plagio y los ejecutan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

El dueño y entrenador en jefe de Zorros de Xalapa, de la Organización Mexicana de Futbol Americano (OMFA), Fuoad Hakim Santiesteban fue encontrado muerto ayer en el área conurbada de Xalapa, Veracruz.

A la medianoche del martes, el entrenador fue levantado por un grupo armado, que también ejecutó a su esposa, Irene Méndez tras resistirse a un intento de secuestro.

Fuentes de la procuraduría estatal indicaron que a las 11:00 de la noche del martes la pareja salía de un campo de entrenamiento cuando fue sorprendida por los delincuentes.

Fouad Hakim concluyó el entrenamiento del equipo de fútbol americano y se disponía a abordar la camioneta Nissan Rogue, placas YFP-1091 que conducía su esposa, cuando un individuo se les acercó y ordenó que se detuvieran.

La mujer no hizo caso y el plagiario le disparó seis veces, provocándole la muerte horas después cuando era atendida en la clínica 11 del Seguro Social.

Según las primeras investigaciones, a pesar de estar herida, la mujer condujo su camioneta varios metros, luego se impactó sobre un muro del campo Quirasco, lo que aprovecharon los plagiarios para llevarse a Hakim Santisteban.

Ayer se reportó el hallazgo del cuerpo del empresario en un paraje del municipio de Banderilla, donde fue aventado por sus presuntos secuestradores.

Los vecinos de la colonia El Moral que hallaron el cuerpo y avisaron a las autoridades, aseguran que estaba amarrado de pies y manos, con huellas de tortura; sus asesinos lo degollaron.

El crimen movilizó a policías, quienes montaron un operativo para buscar a los asesinos, en tanto que el consejo de seguridad estatal, encabezado por el secretario del ramo, Sergio López, convocó a una reunión urgente en el cuartel de San José, que se celebró a puertas cerradas.

Las primeras indagatorias descartan como móvil el secuestro y posiblemente se trate de una venganza.

El head coach de los Zorros era hijo del empresario Alfredo Hakim Aburto, amigo cercano del gobernador de Veracruz, Fidel Herrera; mientras que la esposa, era hija de Esther Hernández Palacios, ex directora del Instituto Veracruzano de Cultura durante la administración de Miguel Alemán Velasco.