Martes 24.11.2020 - 08:46

Desmienten ataques y robo de víveres en Oaxaca

Desmienten ataques y robo de víveres en Oaxaca
Por:

La supuesta violación a una joven, el ataque a balazos que dejó heridos, y el robo de ayuda humanitaria a un grupo de voluntarios católicos que llevaban víveres a damnificados al Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, lo cual fue denunciado por la Fundación Papa Francisco Pro Felicitas A.C., resultó ser falso.

Ayer mismo, la Arquidiócesis de Oaxaca aseguró que no tenían ningún reporte de nada de ello.

Además, nadie presentó una denuncia ante un Ministerio Público, aunque al principio habían dicho que sí. Los supuestos hechos no sucedieron el día que se aseguró, tampoco en el lugar donde se dijo, y ni siquiera existe un reporte de personas heridas o abusadas sexualmente, como se aseguró.

De hecho, quienes se acercaron a la Policía Federal (PF) para reportar sólo un robo, nunca hablaron de una violación, tampoco de un hurto de víveres y mucho menos de personas heridas de bala o por arma blanca.

De acuerdo con el parte informativo de la Policía Federal —al que La Razón tuvo acceso—, quienes pidieron apoyo por un atraco y refirieron ser voluntarios, aseguraron a los suboficiales Manuel Jiménez e Israel Muñoz que sólo les habían quitado una cartera y un teléfono celular.

“(La denuncia) no se ha realizado porque los jóvenes tuvieron que ser hospitalizados de emergencia por las heridas y porque sus familias tienen miedo”. Carlos Arvizú, Administrador de la fundación

En su boletín de prensa difundido el martes a través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame), la Fundación Papa Francisco Pro Felicitas A.C. aseguró que esa misma mañana, jóvenes voluntarios católicos “fueron interceptados por un grupo de hombres armados que, además de balearlos y robarles el contenido de los vehículos, violaron a una de las jóvenes, les quitaron sus teléfonos celulares y alrededor de 40 mil pesos que llevaban para hacer otras compras allá”.

Incluso aseguró que el licenciado Carlos Arvizú, administrador de la fundación, había reportado que dos de esos voluntarios se encontraban hospitalizados.

“El primero, debido a que las balas le perforaron algunas arterias y comenzó a desangrarse, y el segundo porque lo golpearon de una manera tan brutal que por poco le ocasionaban la muerte”, afirmó.

La fundación llegó al grado de asegurar que desconocía si “este acto tan atroz” era “un asunto del crimen organizado o del propio gobierno”.

El parte informativo oficial detalla que fue él quien pidió apoyo a la Policía Federal a las 02:35 horas del domingo 24 de septiembre en la Subestación Libres, de Puebla.

Según relató el conductor, varios hombres “salieron de los matorrales, despojando de su teléfono celular y su cartera”.

Víctor Manuel les contó a los agentes que “venían procedentes de Jojutla, Morelos, e Izúcar de Matamoros, Puebla, donde llevaron ayuda humanitaria a damnificados por el sismo del 19 de septiembre y se detuvieron por la ponchadura de un neumático”. Es decir, los víveres que tenían ya los habían entregado.

Sobre el ataque a tiros y las personas lesionadas que reportó Fundación Papa Francisco Pro Felicitas A.C, nadie dijo nada. Víctor Manuel sólo relató que durante un forcejeo con los ladrones “se escucharon detonaciones de arma de fuego”, pero nunca solicitó alguna ayuda médica.

El informe detalla que cuatro suboficiales que viajaban en dos patrullas de la PF, la 11890 y la 16694, los ayudaron y escoltaron en su camino hasta la ciudad de Xalapa, Veracruz.

En ningún momento del trayecto los voluntarios reportaron una violación, un robo de despensas o alguien herido de bala o a punto de morir.

Ayer, en otro comunicado, la fundación admitió que no había presentado denuncia ante la autoridad y que lo haría en próximas horas.