• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En medidas, México con ventaja; en test, no
Foto: AP

México, al igual que el resto de las naciones de América Latina, ha tenido ventaja para implementar diversas estrategias para la mitigación de la pandemia por el Covid-19, cuyo epicentro se originó en diciembre pasado en Wuhan, China.

El primer caso de coronavirus en nuestro país se dio hace casi un mes, el 27 de febrero, y hasta ayer se habían reportado 475 casos confirmados y mil 656 sospechosos, en un contexto donde la nación pasó a la fase dos; es decir, que los contagios ya no son por importación, sino que son locales.

Te puede interesar: COVID-19 en México: casos por entidad y cronología del coronavirus

Los integrantes de la Organización Mundial de la Salud-Organización Panamericana de la Salud (OMS-OPS), Jean Marc Gabastou y Cristian Morales Fuhrimann, dijeron a el diario español El País que México ha aprendido de otros países y se tomaron medidas adecuadas e, incluso, adelantadas.

Por ejemplo, en España se cerraron las escuelas cuando llevaban más de mil casos y en Italia más de dos mil; en cambio, aquí se cancelaron actividades cuando apenas había 100.

Los expertos de la OMS refirieron que estas medidas fueron buenas y han dado una delantera a México para seguir con su estrategia; sin embargo, no significa que todo pueda salir bien, pues el país tiene los mayores índices de diabetes y obesidad, debilidades contra el coronavirus.

Pero, ¿cómo se ve México ante acciones exitosas que ha tomado, por ejemplo, Corea del Sur? Actualmente este país asiático tiene más de nueve mil casos, pero ha logrado controlar la situación.

El 20 de enero, Corea confirmó la noticia del primer caso de coronavirus, el mismo día en que Estados Unidos anunció su primer paciente. Hoy, nuestro vecino tiene más de 55 mil casos.

Lo que hizo Corea del Sur fue volcar todo su sistema de salud para realizar test masivos. Esto ayudó a detectar el virus en una etapa más temprana y redujo la cifra de mortalidad.

En cambio, en México las clínicas de atención primaria no disponen de este examen; a los pacientes los mandan a casa con medicamento y con la calificación de “potencialmente sospechoso de Covid-19”.

Es decir, en nuestro país existen filtros para realizar pruebas. Incluso, en el sector privado el protocolo es un poco parecido, aunque con la diferencia de que cada una cuesta arriba de tres mil pesos.

En Alemania existen al menos 30 mil contagiados, pero su tasa de mortalidad es de 0.4 por ciento, con cerca de un centenar de fallecimientos.

De acuerdo con BBC Mundo, Alemania se preparó para la detección temprana con una estrategia de exámenes masivos. Ahí radica que se puedan atender con mayor velocidad a los infectados y se frene la propagación del Covid-19.

El Instituto Koch detalló al medio que Alemania tiene la capacidad de realizar 160 mil exámenes de diagnóstico por semana, mientras que en Italia, donde la epidemia ha sido más devastadora, se han realizado 150 mil exámenes en total hasta el viernes pasado; mientras que en Reino Unido, 50 mil y en España, 30 mil.

A pesar de tener una ventaja en medidas para frenar la propagación, México se queda corto en diagnósticos, pues según el Comunicado Técnico Diario del Gobierno federal, apenas suman dos mil 766 pruebas del 27 de febrero (cuando se detectó el primer caso) al 22 de marzo: un promedio de 111 al día en un país con una población de 129 millones de personas.

  • El dato: El PAN denunció en una carta al Alto Comisionado de DH de la ONU al Gobierno federal por no realizar las acciones para evitar el contagio, entre ellas, no hacer pruebas para la detección.

Compartir