Lunes 6.07.2020 - 16:00

En plenaria del PRD Solalinde les llama... corruptos y traidores

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Cuartoscuro

Ya se los había advertido el padre Alejandro Solalinde cuando los enviados de Dolores Padierna cruzaron la puerta del Pastoral de la Movilidad Humana de Ixtepec, Oaxaca: “Díganle a la senadora que con gusto, pero si voy hablaré fuerte contra el PRD”. Aún así la coordinación del partido mantuvo la invitación.

Solalinde estaba sentado en una mesa con 22 legisladores del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, Jesús Zambrano e inéditamente, en estos tiempos de desencuentros de la izquierda, fundadores del partido que han roto con éste, cuando Padierna dio la palabra al sacerdote.

“Vaya paquetito que tienen ustedes, porque el PRD ha traicionado a la nación. El partido cayó en la corrupción, pero no todo está perdido”, señaló.

Algunos clavaron la mirada en el piso; otros hasta aplaudieron con cara de felicidad, como los identificados con Ebrard.

“Aquí hay una fuerza muy grande, está Morena que es un movimiento honesto”, atajó Solalinde.

Fue el corolario de la inauguración de la reunión plenaria de senadores del PRD para hacer su agenda y supuestamente dar el primer paso hacia la reconciliación de las izquierdas. La convoctatoria había sorprendido al ingeniero Cárdenas.

“Va mucho más allá de la fracción del Senado”.

Estaban líderes del movimiento estudiantil del 68, como Ifigenia Martínez;

Porfirio Muñoz Ledo, quien fundó al PRD con el ingeniero y luego rompió.

También destacaba María Teresa Juárez, esposa del líder histórico de izquierda Heberto Castillo, aún cuando a su hija el partido de Los Chuchos la hizo a un lado.

Solalinde habló unos tres o cuatro minutos, pero suficientes para dejar el tema en boca de los legisladores.

Al final de la clausura se acercó Padierna y le expresó su agradecimiento por darse tiempo para la visita.

“Vamos caminando. Estamos ahorita con la consulta buscando revertir la energética. Es de humanos equivocarse”, agregó ella.

Padierna le dio un beso en la mejilla y se marchó.

Solalinde aseguraba a La Razón que había advertido de su manera contundente de expresarse, cuando se acercó Mario Delgado, uno de los hombres más leales a Ebrard. “Lo felicito por sus palabras. ¡Estoy de acuerdo con usted!”, dijo.

El presidente del PRD, Jesús Zambrano, salió del salón de los trabajos con el rostro endurecido y después se fue a beber café con Cárdenas.

Y Solalinde dejó la bendición a los perredistas antes de marcharse.

“No voy a aceptar que se agreda”: Zambrano

Por Felipe Rodea

El dirigente del PRD, Jesús Zambrano, manifestó molestia por el regaño del padre Alejandro Solalinde al partido durante la plenaria, pues, no abona a la unidad de la izquierda.

“En realidad no deja de molestar el hecho de que un personaje como el padre Solalinde llegue a regañar al PRD a una reunión del PRD”.

Manifestó su respeto a que el sacerdote “simpatice con Morena con quien sea, pero de ninguna manera voy a aceptar que se agreda al PRD, de ninguna manera voy a aceptar que se vitupere o se descalifique”.