Martes 24.11.2020 - 17:20

Ensayan espectáculo aéreo para desfile de Independencia

Ensayan espectáculo aéreo para desfile de Independencia
Por:

Con la presencia casi 600 efectivos de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), la Aeronaval y de la Policía Federal, los secretarios de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, y de Marina-Armada de México (Semar), Vidal Francisco Soberón Sanz, se llevó a cabo la Revista General de la Parada Aérea que se efectuará el próximo 16 de septiembre.

En la Base Aérea Militar de Santa Lucía, Estado de México, los altos mandos castrenses verificaron el desfile aéreo de 130 aeronaves, de los cuales 49 fueron helicópteros y 81 aviones de diferentes tipos.

El dato: Las aeronaves son usadas para traslado de efectivos o de personas en localidades aisladas, transporte de víveres o vuelos de reconocimiento, entre otras funciones.

Las aeronaves son utilizadas para diversas misiones, como traslado de efectivos o de personas que se encuentran en localidades aisladas por algún fenómeno natural, para transporte de víveres o para vuelos de reconocimiento, entre otras funciones.

En la ceremonia, en la que no hubo discursos, ambos secretarios pasaron revista a los 49 helicópteros mencionados, de los cuales, de acuerdo con la bitácora, 32 pertenecen a la Fuerza Aérea, nueve a la Marina-Armada de México y ocho a la Policía Federal. De los 81 aviones de diverso tipo, 71 son de la Fuerza Aérea Mexicana y 10 a la Semar.

Conforme a los preparativos que han montado ambas dependencias, sus elementos han ensayado día con día desde hace casi un mes para que en la celebración por el Día de la Independencia puedan desfilar ante la sociedad mexicana desde el Zócalo capitalino hacia la residencia oficial de Los Pinos.

[gallery order="DESC" size="medium" td_select_gallery_slide="slide" ids="eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9taWdyYS5jb2RpZ29udWJlLmNvbVwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxN1wvMDlcLzNjb2xfUmV2aXN0YV9HZW5lcmFsX05hdmVzX01pbGl0YXJlcy0zLmpwZyIsInRpdGxlIjoiM2NvbF9SZXZpc3RhX0dlbmVyYWxfTmF2ZXNfTWlsaXRhcmVzLTMiLCJjYXB0aW9uIjoiTG9zIHBpbG90b3MgbW9zdHJhcm9uIHN1cyBoYWJpbGlkYWRlcyBwYXJhIHN1cmNhciBsb3MgYWlyZXMuIiwiYWx0IjoiIiwiZGVzY3JpcHRpb24iOiIifQ==,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9taWdyYS5jb2RpZ29udWJlLmNvbVwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxN1wvMDlcLzNjb2xfUmV2aXN0YV9HZW5lcmFsX05hdmVzX01pbGl0YXJlcy00LmpwZyIsInRpdGxlIjoiM2NvbF9SZXZpc3RhX0dlbmVyYWxfTmF2ZXNfTWlsaXRhcmVzLTQiLCJjYXB0aW9uIjoiTm8gcG9kXHUwMGVkYW4gZmFsdGFyIGxvcyBhdmlvbmVzIHF1ZSBmb3JtYXJvbiBsYSBiYW5kZXJhIGNvbiBodW1vIGRlIGNvbG9yZXMuIiwiYWx0IjoiIiwiZGVzY3JpcHRpb24iOiIifQ==,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9taWdyYS5jb2RpZ29udWJlLmNvbVwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxN1wvMDlcLzRjb2xfUmV2aXN0YV9HZW5lcmFsX05hdmVzX01pbGl0YXJlcy0xLmpwZyIsInRpdGxlIjoiNGNvbF9SZXZpc3RhX0dlbmVyYWxfTmF2ZXNfTWlsaXRhcmVzLTEiLCJjYXB0aW9uIjoiTG9zIGhlbGljXHUwMGYzcHRlcm9zIHJlYWxpemFyb24gZGl2ZXJzYXMgZm9ybWFjaW9uZXMuIiwiYWx0IjoiIiwiZGVzY3JpcHRpb24iOiIifQ=="]

Cerca de las 07:00 horas, inició la práctica en presencia de generales y almirantes, coroneles, capitanes y tenientes, ante quienes se dio una breve plática a los elementos de las Fuerzas Armadas en el que se habló sobre la seguridad aérea, y se explicó que las enseñanzas aprendidas a través de sus años pueden ser cambiantes en el momento de una emergencia a bordo de cualquier aeronave, pues todas responden de forma distinta ante la situación.

Por ese motivo, las Fuerzas Aéreas del país llevan más de un mes practicando para evitar cualquier tipo de accidente, como el del pasado 16 de agosto, cuando dos aviones tipo Texan chocaron sus alas entre sí cuando realizaban una práctica para el Séptimo Espectáculo Aéreo.

De acuerdo con la Sedena, los pilotos y copilotos deben forzosamente conocer cómo actuar ante una situación como aquella, para evitar que ocurra una pérdida mayor a la material.

Los efectivos fueron dirigidos hacia la Estación Móvil de Mando y Control de la Semar para realizar exámenes médicos a todos los tripulares de las aeronaves con la finalidad de cerciorarse de que no haya alguna complicación médica para que éstos puedan realizar su encomienda.

Ingenieros navales y militares montaron en el mismo centro, una base de pruebas para monitorear los aviones y helicópteros que se encontraban en el lugar, a fin de dar órdenes como en una torre de Control.

Con un capitán, dos cabos,  un ingeniero naval y otro militar, monitoreaban desde tres pantallas la altura, velocidad y distancia a la que se encontraban las aeronaves, dando órdenes a través de señales de radio para coordinar los despegues, maniobras y aterrizajes.

Para el próximo 16 de septiembre, la Sedena contará con la participación de 453 aeronaves, 115 de Marina y 24 de la Policía Federal.