Entre Goyas y Huelums, San Lázaro recuerda a estudiantes

Entre Goyas y Huelums, San Lázaro recuerda a estudiantes
Por:

Entre ¡Goyas! y ¡Huelums!, se conmemoró el 50 aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968 en la Cámara de Diputados, donde representantes de todos los partidos políticos lamentaron lo acontecido y se pronunciaron por no olvidar, para evitar que vuelva a ocurrir un hecho similar.

Al hacer uso de la tribuna, Pablo Gómez, de Morena, aseguró que aún existen muchos retos, ya que la lucha en las universidades del país todavía no florece, y aún hay cientos de presos políticos que deben recobrar su libertad.

“Hay que admitir que no hemos logrado las libertades democráticas en todos los ámbitos. Es escasa la democracia sindical, los cacicazgos siguen presentes, la escuela mexicana es autoritaria y la democracia por la que se ha luchado desde las universidades no florece todavía en la mayoría, sin exceptuarse de ese rezago las cunas mismas del movimiento del 68, la UNAM y el Politécnico”, aseveró.

[caption id="attachment_808010" align="alignnone" width="696"] Integrantes del Comité del 68, ayer, en la sesión en la Cámara de Diputados. Foto: Especial[/caption]

Al perredista Mauricio Toledo y la priista María Alemán Muñoz Castillo, los interrumpieron los invitados especiales y miembros del Comité de 1968 que le gritaron al primero “asesino” y “porro” y a la última no la dejaron hablar por momentos, por realizar un pase de lista de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

El panista Marco Antonio Adame destacó que medio siglo después, sigue siendo necesario esclarecer la verdad de lo ocurrido el 2 de octubre de 1968.

“Lo hacemos porque aún no se hace justicia a las víctimas de la represión y porque no puede volver a ocurrir un derramamiento de sangre por falta de diálogo y entendimiento de quienes defienden posiciones políticas diferentes”, indicó.

En el Senado, legisladores de todos los partidos coincidieron en que el 2 de octubre no debe olvidarse pero, sobre todo, no debe repetirse jamás.

Rocío Nahle destacó que el próximo gobierno se compromete a nunca reprimir, sino dialogar y escuchar, mientras que el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, dijo que el movimiento fue por la democracia, la educación y la libertad.

[caption id="attachment_808011" align="alignnone" width="696"] En las cámaras de Diputados y Senadores se develaron leyendas con letras doradas “Movimiento Estudiantil de 1968”. Foto: Especial[/caption]