Miércoles 8.07.2020 - 01:54

EPN reconoce una juventud contestataria

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Al encabezar la ceremonia de entrega del Premio Nacional de la Juventud 2015, el Presidente Enrique Peña comentó que un joven le recomendó no hacer caso a las críticas y agregó que entiende que la juventud es retadora, desafiante, revolucionaria, y contestataria porque es la semilla de la transformación.

En su discurso, el mandatario compartió lo que le dijo Tito, uno de los jóvenes premiados: “Me dijo: Presidente es un gusto saludarle; me entregó una Biblia y recordó que después de leerla entendió muy bien por qué no importan las críticas sino realmente el afán que todos debemos de tener por servir y seguir sirviendo en todo momento. Me dijo, textual, ‘no haga caso de las críticas, lea lo que le estoy entregando y encontrará una razón para siempre servir’. Tito muchas gracias”.

En el patio de Palacio Nacional, refirió que es equivocado que se desee que los jóvenes se amolden a las normas. “Deseamos siempre, por el sector de la sociedad que yo represento, y de quienes tenemos mayor edad, que la juventud no sea rebelde, no sea contestataria, realmente se amolde a las normas y principios que tenemos, pero nada más equivocado que ello”, indicó.

En el evento, se entregó el Premio Nacional de la Juventud 2015, máximo galardón que da el Estado Mexicano a jóvenes cuyo trabajo es fuente de inspiración y ejemplo.

El premio consiste en una medalla de oro, un diploma y una roseta para cada uno de los galardonados y 150 mil pesos para cada una de las distinciones que son: Logro académico, expresiones artísticas y artes populares, compromiso social, fortalecimiento a la cultura indígena, y protección al medio ambiente.

Aseguró que las reformas estructurales que ha impulsado están dedicadas a lograr que a la juventud de hoy le depare un mejor mañana y, que cuando los jóvenes de hoy tengan madurez y más experiencia “puedan también encontrar mayores espacios de realización personal”.

Resaltó que el cambio estructural más importante es la Reforma Educativa, porque de ella dependerá que la niñez y la juventud puedan tener mejores herramientas, puedan estar mejor preparadas para insertarse en una época que sin duda se ha vuelto más exigente.

“La Reforma Educativa, va. Además de ser un mandato de nuestra Constitución, sin duda es una aspiración de la sociedad, de los padres de familia, el ver que sus hijos, que los jóvenes, tengan una educación de mayor calidad que les asegure un mejor porvenir y no un futuro de frustración y de limitaciones, sino realmente de realización plena”, subrayó.