En el marco del 40 aniversario de la COMAR

Erradicar la discriminación, el reto de Segob para personas refugiadas

Olga Sánchez Cordero enfatizó que los derechos humanos deben ser un pilar fundamental en la Nueva Normalidad; recordó la tradición de asilo que México tiene

Migrantes
Organizaciones pro migrantes se manifestaron en la garita internacional de San Ysidro, el pasado 7 de julio.Foto: Cuartoscuro
Por:

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero aseguró que el reto es erradicar de una vez por todas, la discriminación con la que se trata a las personas refugiadas en México, pues es necesario dar protección a todos aquellos que necesiten de protección y asilo al huir de sus países de origen.

“Vivimos muy tiempos difíciles, la pandemia del Covid-19 nos ha traído un panorama insospechado. Pero a pesar de todas las adversidades debemos mantener a los derechos humanos como un pilar fundamental de la Nueva Normalidad. Por eso debemos trabajar para erradicar, de una vez por todas, la discriminación con la que todavía se trata a las personas refugiadas; debemos trabajar por un Estado mexicano que abrigue bajo su manto a todas las personas que necesiten refugio y protección”, destacó al encabezar la conmemoración por el 40 aniversario de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Acompañada de manera virtual del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas; de la subsecretaria Martha Delgado, representante de la Secretaría de Relaciones Exteriores; Andrés Ramírez, coordinador general de COMAR; del embajador Luis Ortiz Monasterio, ex coordinador de COMAR y de Mark Menly, representante de ACNUR en México, señaló que el país se ha destacado a lo largo de su historia por ser una nación solidaria que recibe a los refugiados de otros países, pues mantiene su política permanente de asilo político.

Recordó que en el siglo XX ha recibido a diferentes personas como religiosos, académicos, escritores, luchadores sociales, políticos y artistas entre otros, pues huyen de regímenes opresores y en México encuentran una nueva manera de comenzar y rehacer sus vidas.

La tradición de ofrecer asilo a quien lo requiere, constituye una de las acciones más nobles que nuestro país ha consolidado tanto en su política exterior como en la política interior. Es decir, conjuga al mismo tiempo una política de apertura al extranjero, sobre todo aquellos cuyos derechos humanos están siendo amenazados y vulnerados, con una política de integración a la vida interior de nuestro país

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación

Además, dijo que con la llegada de nuevas personas a la vida nacional, también se enriquece la cultura ya que México es una nación mestiza que es producto de la mezcla de muchos pueblos, por ello, conceder el refugio representa una ocasión más para integrar a las múltiples realidades nuevas capas para una identidad mexicana que, “en las bases mismas de su fundación, destaca por ser plural, incluyente, diversa, heterogénea”.

México, son muchos Méxicos y muchas realidades diversas; todos diferentes pero unidos bajo el manto de la mexicanidad, entendida como la identidad que nos une a todas y todos los que vemos a México como nuestro hogar

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación

Olga Sánchez hizo un llamado para fortalecer las tradiciones diplomáticas y consolidar el respeto a los derechos humanos sin importar el origen étnico, religión, preferencia sexual o ideas políticas.

oat