Diputados de Morena se deslindan de iniciativa contra Estado laico

En designaciones, Jucopo defiende transparencia
Por:
  • la_razon_online

Mario Delgado deslindó a la bancada de Morena de la iniciativa que propone que las iglesias colaboren con el gobierno y que las autoridades asistan, en calidad de funcionarios, a actos de culto.

“Creo que no deben tratarse las iniciativas en lo particular de un legislador o legisladora como si fuera una intención del grupo parlamentario en su totalidad, ya sea en Cámara de Diputados o en Cámara de Senadores.

"Pues por lo pronto no hay ninguna intención en el grupo mayoritario de cambiar esas reglas”, dijo el líder de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.

Contenido relacionado: Perfila 4T eliminar la separación Estado-Iglesia

El martes pasado, la senadora de Morena, María Soledad Luévano, presentó una iniciativa de reforma que permitiría a las asociaciones religiosas realizar actividades en coordinación con los tres órdenes de gobierno.

También las avalaría para participar dentro de las escuelas del país y centros de readaptación social, y difundir sus preceptos a través de cualquier medio de comunicación.

Te puede interesar: Sedena traslada material de construcción del NAIM a Santa Lucía

Delgado dijo que cualquier legislador de Morena, al igual que el resto de los grupos parlamentarios, tiene absoluta libertad de presentar iniciativas, “pero es muy diferente que todas se vayan a convertir en ley”.

“Es una iniciativa de una senadora, muy respetable, no coincidimos, cuando menos aquí en la Cámara de Diputados, en el tema que ella está planteando y pues aquí en el Cámara de Diputados difícilmente pasaría”, precisó.

¿Qué dice la iniciativa?

La iniciativa, presentada el 11 de diciembre pasado, ayer fue turnada a las comisiones de Gobernación y Estudios Legislativos Segunda del Senado, en la que se propone reformar el artículo tercero Constitucional, para quedar así:

“El Estado mexicano es laico, en consecuencia, garantizará plenamente el derecho humano a la libertad de religión de todas las personas, y ejercerá su autoridad en la materia (…) No podrá establecer ningún tipo de preferencia o privilegio en favor de religión alguna. Tampoco a favor o en contra de ninguna iglesia ni agrupación religiosa.

“Lo anterior no impedirá la colaboración entre éstas y el Estado en la promoción conjunta del desarrollo cultural y social de las personas, a través de los mecanismos previstos en las leyes correspondientes”, señala la iniciativa.

kl