Fue boda, no una acción de gobierno: López Obrador

Fue boda, no una acción de gobierno: López Obrador
Por:

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, negó que la boda de su futuro coordinador general de política de gobierno, César Yáñez, vaya en contra de la austeridad que Morena ha pregonado desde la precampaña presidencial a la fecha.

Entrevistado en Cuernavaca, Morelos, dijo que el evento fue un asunto privado que nada tiene que ver con las acciones del gobierno.

“No me casé yo; yo fui invitado, asistí. Cada quien es responsable de sus actos, pero eso no fue una acción de gobierno; se trata de un evento social privado, y yo asistí a eso”, expresó.

López Obrador aseguró que quienes han criticado la boda son sus adversarios, quienes sólo buscan que meta la pata, y aseguró que seguirá actuando bajo los principios de austeridad republicana.

“Desde luego que están cuestionando nuestros adversarios porque andan buscando cualquier posible error para hacernos la crítica. Tienen derecho a hacerlo, pero nosotros no vamos a cambiar, vamos a seguir actuando con integridad, principios, honradez y austeridad republicana”, dijo.

La boda de César Yáñez y Dulce María Silva, una de las empresarias más reconocidas en Puebla, se realizó el sábado 29 de septiembre en el Centro Histórico de la entidad poblana. El evento fue criticado debido a que la celebración fue calificada como “boda fifí” o “boda de ensueño”.

“No me casé yo; yo fui invitado, asistí. Cada quien es responsable de sus actos, pero eso no fue una acción de gobierno, se trata de un evento social privado, y yo asistí a eso”

Andrés Manuel López Obrador

Presidente electo

La ceremonia religiosa se celebró en la Capilla del Rosario, considerada la máxima joya del barroco mexicano del siglo XVII, y fue oficiada por monseñor Víctor Sánchez Espinoza, arzobispo de Puebla.

Entre los lujos destaca el banquete, que se realizó en el Centro de Convenciones de Puebla, el cual fue convertido en un “bosque encantado” con follaje con miles de rosas y orquídeas blancas, gracias el productor de eventos Julián Jalil Dib.

El menú incluyó langosta, camarones, espárragos, bisque de langosta y nieve de guanábana; filete de res y mesa de postres.

Para la tornaboda, los invitados disfrutaron chilaquiles, pozole, tamales, caldo de camarón, churros y más.

Además, para amenizar la fiesta fueron contratados Paco de María, Los Ángeles Azules y Matute. Mientras que la novia lució tres vestidos del “diseñador de las famosas”, Benito Santos.

La publicación causó una fuerte reacción negativa hasta entre los seguidores de Obrador, quienes en redes califican el hecho como un “exceso” que costará caro. El perredista Fernando Belaunzarán cuestionó la incongruencia entre la austeridad y su alegato de que “no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”; mientras que otros usuarios acusan que es una muestra de hipocresía de su gobierno.

Los lujos de una “boda fifí”

El matrimonio de uno de los hombres más cercanos al Presidente electo generó críticas por ir contra la austeridad.

El menú: Langosta con escamoles, ensalada de camarones y espárragos; bisque de langosta y nieve de guanábana; filete de res a la bordalesa como plato fuerte y mesa de postres.

El ambiente musical: Amenizaron la fiesta grupos como Los Ángeles Azules y Matute, así como Paco de María y su Big Bang y el DJ César Álvarez.

Lugar y ostentación: Capilla del Rosario, ceremonia, oficiada por el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinoza; y el Centro de Convenciones de Puebla, el cual fue adornado con miles de rosas y orquídeas blancas, obra de Julián Jalil Dib.