Gordillo se queda en la carcel; le niegan prision domiciliaria

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por considerar que Elba Esther Gordillo Morales no aportó elementos para demostrar que no existía la posibilidad de que se fugara, un juez penal le negó ayer la petición que hizo para poder seguir su proceso penal en casa.

Esto pese a que la defensa de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) argumentó que merecía este beneficio, pues tiene 70 años y un estado de salud precario.

Apenas supo de la resolución, su abogado, Marco del Toro, anunció que este lunes a las 9:00 de la mañana presentarán un recurso de apelación y el martes una queja ante la Comisión  Interamericana  de  Derechos Humanos (CIDH).

El abogado calificó la actuación del juez como “la barbarie de un proceso  plagado de violaciones que raya ya en lo escandaloso”.

Ayer, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) dio a conocer que el Juzgado Sexto de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal “resolvió negar la solicitud de prisión preventiva domiciliaria”.

Esto, explicó, debido a que “no aportaron dictámenes periciales idóneos, tendientes a establecer si la indiciada, al concedérsele tal beneficio, pudiera optar o no por sustraerse de la acción de la justicia”.

Ante ello, la defensa de Gordillo consideró que “es ridículo pensar que puede probarse pericialmente si hay o no riesgo de fuga. ¿Qué tipo de perito serviría para ello? ¿Perito en qué, en fugas acaso; en seguridad? Absurdo. Es inexplicable”.

Según lo asentado en la causa penal 11/2013, el titular del juzgado sexto consideró que Gordillo Morales sí era mayor de 70 años, como se requiere en el primer párrafo del artículo 55 del Código Penal Federal, referente a la prisión domiciliaria.

Sin embargo, la defensa se desistió del incidente en que debía demostrar su precario estado de salud y con ello su incapacidad de poder evadirse de la acción del a justicia, lo cual en un principio fue la base con la que Elba Esther Gordillo solicitó el beneficio de la prisión domiciliaria.

Desde la audiencia del lunes pasado, la Procuraduría General de la República (PGR) pidió al juez que le negara el beneficio a la ex lideresa magisterial, pues tenía la posibilidad de escaparse.

Según el argumento el Fiscal del caso, la maestra contaba con recursos económicos suficientes para viajar, a su casa en Estados Unidos y además tenía residencia en aquel país.

En su defensa, Gordillo Morales, aseguró que eso no era parte de sus planes, y que era mexicana por lo cual no pretendía ir a ningún otro país.  Sus abogados se desistieron entonces de presentar dictámenes respecto a su salud, lo cual ahora fue tomado por el juez como falta de pruebas para demostrar que no podía huir.

Elba Esther Gordillo es acusada de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Al escuchar los cargos, en febrero de 2013, tiempo en el que fue detenida por las autoridades, la maestra pronunció las palabras “Ay, Dios mío”.