Guarida de torturas y asesinatos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Carlos Jiménez La Razón

Dos hombres que no portaban armas, pues al parecer tenían más de 24 horas de muertos, hacen sospechar a las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) que el Rancho del Sol, no sólo era utilizado como refugio de los miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), sino también como un punto donde torturaban y mataban a sus enemigos o sus víctimas.

Además, dentro del lugar las autoridades hallaron chalecos similares a los que forman parte del uniforme de la Policía municipal de Ocotlán, Jalisco. Aún no saben su origen.

Los mismos investigadores suponen también que los hampones usaban este lugar como bodega para guardar combustible que aparentemente robaban.

debido a ello sus camionetas se calcinaron casi por completo la mañana del viernes durante el enfrentamiento que tuvieron entre fueras federales y sicarios. Por eso las llamas y columnas de humo se extendieron durante más de seis horas, aún y cuando ya había concluido la refriega.

La madrugada de este sábado, usando grúas y plataformas, autoridades ministeriales sacaron de aquí todas esas unidades quemadas.

Todas tenían las ventanas destrozadas por las balas que las atravesa-

ron. Otras camionetas parecían partidas por la mitad.

Un aromatizante con la figura de un árbol navideño quedó colgado en el espejo retrovisor de una camioneta Tacoma. Según las primeras investigaciones, esa unidad y al menos otras dos contaban con reporte de robo en Jalisco.

Autoridades que participan en esta indagatoria, revelaron a La Razón que según los primeros peritajes elaborados a los cuerpos de los 42 hombres hallados sin vida el viernes por la mañana, dos de ellos tenían más de 24 horas

de fallecidos.

Es decir, explicaron, esas personas no cayeron abatidas durante el enfrentamiento con las fuerzas federales. Identificarlos es lo que buscan ahora

los investigadores.

Esperan saber si fueron víctimas de este grupo que busca controlar la venta y el trasiego de droga en este punto

de Michoacán.