Hay condiciones para la alternancia: Malova

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Culiacán.-Empresario, priista hasta hace unos meses y con 18 años de experiencia en la política, Mario López Valdez, Malova, calificó de opaco y corrupto el gobierno de Jesús Aguilar Padilla, del PRI.

En entrevista, el candidato a gobernador del estado por la coalición PAN-PRD-Convergencia, es tajante al reconocer que quiere ser el titular del Ejecutivo de la entidad para que la sociedad compare entre un Sinaloa estancado contra un Sinaloa en desarrollo.

“Entre un gobierno cerrado y opaco, contra un gobierno transparente; entre un gobierno que no respeta la ley, contra un gobierno responsable de la legalidad, de cumplir y hacer cumplir la ley”, precisó.

El también ex presidente del equipo de beisbol Los Cañeros de Los Mochis, señaló que en su administración “será el tiempo para que la sociedad compare entre gobierno ineficiente contra un gobierno con políticas de impacto a favor de la sociedad y evaluación del desempeño gubernamental”.

“Entre un gobierno corrupto contra un gobierno que tenga como premisa la honestidad”, señaló.

Meses después de haber concluido su mandato como alcalde de Ahome (2002-2004), el gobernador Aguilar Padilla lo nombró secretario de Planeación y Desarrollo del estado. Posteriormente, se postuló y ganó la elección para senador de la República por el PRI para el periodo 2006-20012.

En marzo de 2010, renunció a su afiliación priista para buscar la candidatura a gobernador de Sinaloa por la alianza PAN-PRD-Convergencia y, en su momento, señaló que Aguilar Padilla y el PRI estatal favorecieron a Jesús Vizcarra para la candidatura a la gubernatura por el tricolor.

Ahora, como candidato de la alianza opositora, López Valdez dio cuenta de la problemática que existe en el estado en los rubros de la ganadería, la pesca y, muy especialmente, en el renglón de la inseguridad.

Sobre este último punto, advirtió que el problema de los homicidios de alto impacto “son gravísimos y no podemos verlos como normales. No se puede ver como normal que un delincuente piense y sienta que es muy rentable esa actividad porque la cultura de la impunidad se ha acrecentado”.

El senador con licencia mencionó que cuando se habla del cambio, “es porque nosotros sentimos que Sinaloa no está bien. En la agricultura, principal actividad en el estado, te das cuenta de los graves problemas que tienen los productores de frijol y de maíz”.

Ello -abundó- “a pesar de que hemos superado el problema de la producción, que el problema de la comercialización nos complique la actividad primaria principal del estado, eso te dice que las cosas no están bien”.

Con 25 años de experiencia en el ámbito empresarial, fundador de la Ferretería Malova, también consideró que hay condiciones para la alternancia en Sinaloa.

Refirió que independientemente de que es el candidato que representa una opción ciudadana, las mediciones indican que 65 por ciento de la gente “ve con buenos ojos que un partido distinto al que está, pudiese llegar a gobernar el estado”.

En ese sentido, reiteró que hay un gran movimiento, gran aceptación y grandes condiciones para que la alternancia se haga ya presente en Sinaloa.

Con relación a la alianza entre los partidos que se unieron para postularlo, apuntó que es necesario que esos partidos y militantes entiendan de que este paso se dio pensando en el interés de Sinaloa y de los sinaloenses.

A sus 53 años de edad, el nativo de la comunidad Cubiri de la Loma, en el municipio de Sinaloa (de Leyva), ofreció que en su administración realizará tres obras: la material, la política y la humana, y en ésta última coloca como pilar fundamental la educación para promover valores esenciales de la familia y sociedad.

“Con las elecciones de 2010 llega el momento que los ciudadanos empiecen a comparar y a exigir nuevas ideas frente a esquemas ya superados o que han demostrado que no conducen al desarrollo y al bienestar social”, expresó.

Con una niñez que transcurrió arando la tierra, en la venta de periódicos o diversos productos, confesó que desde entonces traía en la vena la inquietud de participar en la política “para servir a la gente”.

Manifestó que la política es su pasión y que su paso por los diferentes cargos públicos le han servido para demostrar que “del tamaño de la voluntad, es el tamaño de los resultados”.

Cabe recordar que desde que se conoció su aspiración para ser gobernador, diversos medios y actores políticos señalaron que Malova era investigado por la Procuraduría General de la República por presuntas ligas con narcotraficantes y por “lavado” de dinero, información desmentida por la propia PGR.

Malova estaría recibiendo apoyo de Juan S. Millán, ex gobernador priista de Sinaloa (1999-2004), quien se distanció políticamente de Aguilar Padilla, lo que podría llevarlo a gobernar con un grupo del tricolor arropado por el PAN.

Ahora, Malova buscará acabar con ocho décadas de gobiernos priistas y ganarle a su ex partido.

vms