“Hay que salir a las calles y actuar ya contra la CNTE”

“Hay que salir a las calles y actuar ya contra la CNTE”
Por:

Consejero de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Gilberto Guevara Niebla, propone a la sociedad civil salir a las calles en defensa de la Reforma Educativa, porque considera que ya no se puede ser indiferente ante las exigencias de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que demanda su abrogación.

“A mí me desesperó ver solo durante meses al secretario (de Educación Pública, Aurelio Nuño) defendiendo la reforma. Esto ya no puede seguir así. Tenemos que hacer algo contra los argumentos de la Coordinadora que se apoya en fantasías, en mitos y en medias verdades para lanzarse contra esta reforma”, dijo en entrevista con La Razón.

Una de las exigencias de la Coordinadora se centra en la salida de Aurelio Nuño como secretario de Educación Pública. ¿Cómo quedaría el Gobierno federal si cumple esta demanda al magisterio disidente? A diferencia de Emilio Chuayffet, antecesor de Nuño, es un político experimentado, pero nada más.

Aurelio es una persona muy preparada, muy inteligente y muy competente y pedir su salida es ridículo.

Si el Gobierno federal le pide la renuncia a Nuño, esto sería gravísimo, sería el peor daño que se le pudiera hacer a la educación de este país. Además, se estarían generando las condiciones para una crisis política nacional.

¿Cómo ve usted en estos momentos a la sociedad civil? Aunque somos una sociedad escolarizada —en México el promedio escolar es de preparatoria. Es decir, de 12 años—, en realidad no queremos asumir nuestras responsabilidades como ciudadanos.

Los problemas públicos estallan, se genera una crisis y ante esa crisis o un movimiento de protesta como el caso de la Coordinadora, los ciudadanos nos quedamos de brazos cruzados. Y es que la vida pública nos vale a los mexicanos.

No hemos podido construir una democracia moderna, principalmente porque tenemos una ciudadanía apática, ausente que no quiere participar en política.

Insisto, ¿por qué los que estamos a favor de la reforma no salimos a las calles para hacer también una demostración pública? Ésta sería una alternativa política, inmediata, ¡hay que actuar ya! No podemos dejar que la CNTE, que es minoría, decida la voluntad de millones de mexicanos.

Los padres deberían de ser los principales interesados en defender esta reforma, ¿y dónde están los padres de familia? ¿Dónde están los intelectuales que defienden esta reforma? ¿Dónde están los periodistas? Nuestra pasividad está permitiendo que el fenómeno de la disidencia magisterial crezca y crezca. Pero hasta qué punto vamos a dejarlo crecer. ¿Hasta que se produzca una represión?

¿Cree en verdad que su propuesta pondría fin al conflicto magisterial? No lo sé, lo que sí sé es que es necesario hacer público, patente la necesidad de una reforma educativa profunda. Y que esta reacción (de la CNTE) que es puramente epitelial por parte de los maestros, es por el miedo a la evaluación.

Uno no se sube a un avión sin estar seguro de que el piloto aprobó su evaluación o no te dejas operar si te enteras que el médico no pasó su examen profesional. Por eso nosotros también deberíamos de estar preocupados por quienes están educando a los niños y a las niñas de México y si están bien formados y evaluados.

A estas alturas Morena y el PRD se han subido al movimiento ¿qué responsabilidad tienen estas dos fuerzas de que la CNTE se haya radicalizado? Creo que mucha. A mí me parece no sólo oportunista, sino irresponsable, moralmente irresponsable y hasta jurídicamente preocupante la conducta de Andrés Manuel López Obrador, porque al alentar el movimiento de la CNTE está promoviendo la división entre los mexicanos, está promoviendo el odio, la desconfianza en el Estado, en las leyes.

Está legitimando el atropello del Estado de derecho en México, está legitimando la violencia como método político.

¿Y cómo ve al PRD, con este frente que encabeza Dolores Padierna, para respaldar las acciones de la CNTE contra esta reforma? El PRD aprobó esta reforma, ¿por qué ahora se opone? No entiendo su lógica. Yo tuve oportunidad de hablar con legisladores perredistas antes de que se aprobara esta reforma y nunca escuché que la evaluación era punitiva.

La postura del PRD es muy incongruente y me parece grave que en un momento en el cual la política y los políticos profesionales gozan de tanto desprestigio, es muy grave que incurran en semejante incongruencia porque esto contribuye a desprestigiar aún más la actividad política y a los mismos políticos.