Semáforo rojo en CDMX

Industria restaurantera pide a Sheinbaum que los deje trabajar; hay fuerte crisis en el sector

"Hemos observado con frustración que tianguis, mercados públicos y venta de comida informal, operan con normalidad y medidas sanitarias", argumentó la industria

En peligro hasta 300 mil restaurantes si hay un nuevo rebrote
En peligro hasta 300 mil restaurantes si hay un nuevo rebroteFoto: Especial
Por:
  • La Razón Online

La industria restaurantera lamentó y mostró  preocupación ante  el nuevo cierre de actividades del sector en el Valle de México, lo cual, reiteró que se  está provocando una crisis irreversible, impactando la economía de miles de familias. En una carta dirigida a la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum pidió que los consideren actividad esencial, para que de esta manera puedan continuar trabajando.

"En estos días hemos observado con frustración que tianguis, mercados públicos y venta de comida informal, operan con normalidad y sin atender medidas sanitarias. Además de la competencia desleal, representan un foco de contagio importante. Si este tipo de ambulantaje no se controla, el número de contagios no reducirá y el cierre podría extenderse más allá del 10 de enero", indicó.

Informó que enviará evidencia de la operación de este tipo de comercio y en los próximos días "le estaremos enviando al Secretario de Gobierno ubicaciones de estos lugares".

Ante la imposibilidad de prohibir y controlar esas actividades ilegales en la vía pública, solicitamos nos permitan reactivar la operación de los restaurantes y ser considerados actividad esencial, no solo por el número de empleos que genera la industria sino la cadena de producción que hay detrás de ella y que se ve afectada

argumentó.

Se aseguró que los restaurantes son aliados de las autoridades y que no son fuente de contagio porque invirtieron y establecieron medidas sanitarias desde un principio. 

Sin embargo, los restaurantes ya no pueden más: tuvieron que utilizar sus ahorros para hacer frente a sus gastos y compromisos adquiridos; las negociaciones particulares que se hicieron con proveedores o arrendatarios ya llegaron a su fin, y hay presión por ponerse al corriente y hay lugares en que ni siquiera se llega al aforo permitido.

explicó la industria restaurantera.

Sus peticiones 

  1. Llevar a cabo una declaratoria sanitaria conforme a la ley para tener un marco jurídico que nos permita llegar a acuerdos con arrendadores, proveedores y empleados.
  2. ​​Dar apoyos fiscales como prórroga de pagos de impuestos, servicios, derechos, licencias de funcionamiento y subsidios al empleo.
  3. Que el gobierno garantice el cumplimiento del semáforo rojo para que las actividades productivas puedan reactivarse el 11 de enero.