Intentaron cobrar rescate de Marti dos "celulas" : PGJDF

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex en México

Dos células de la organización criminal que secuestró al menor Fernando Martí habrían intentado cobrar de manera simultánea el rescate de más de cinco millones de pesos que se acordó con la familia, lo que terminó por frustrar las negociaciones.

Autoridades de la PGJDF señalaron lo anterior y que de acuerdo

con lo referido por el trabajador de la familia encargado de entregar

el dinero en el trayecto se recibieron órdenes contradictorias de

parte de otro grupo con el que no se negoció originalmente.

La familia Martí acordó, tras una serie de negociaciones, el

pago de cinco millones 125 mil pesos con los secuestradores, a cambio

de la liberación de Fernando.

El 12 de junio de 2008 el dinero pactado fue abandonado dentro

de un vehículo en el cruce de División del Norte y Río Churubusco,

por un trabajador de la familia quien recibió las instrucciones a

través de un teléfono celular.

Sin embargo, el dinero al parecer no fue recogido por la célula

que desde el principio negoció con la familia el pago del dinero,

sino por otro grupo de la misma organización delictiva que también

estaba enterado del secuestro.

Según la información con la que cuenta la Procuraduría

capitalina, el día del pago del rescate un primer grupo se comunicó

con el trabajador indicándole que el dinero tendría que ser dejado en

la zona norte de la ciudad.

No obstante, minutos después se puso en contacto otra "célula"

distinta, y refirió que el dinero lo tendrían que dejar en la zona

suroriente, donde finalmente fue colocado dentro de un vehículo, en

el mencionado cruce.

Las autoridades presumen que los cinco millones 125 mil pesos

fueron recogidos por este segundo grupo, el cual no lo había

entregado a los negociadores originales de la banda, presumiblemente

por una ruptura entre la organización delictiva.

El presunto autor material del homicidio del joven Martí, Noé

Robles Hernández, integrante de la banda de Los Petriciolet declaró a

los agentes federales que lo detuvieron que le "ordenaron asesinar al

joven" porque no se pagó el rescate.

En tanto, el titular de la la Procuraduría General de Justicia

del Distrito Federal (PGJDF), Miguel Angel Mancera Espinosa,

reconoció en entrevista televisiva que hubo un problema entre la

organización criminal durante el cobro del rescate.

Explicó que el día en que se efectuó el pago "apareció otra

célula" que intervino en las indicaciones que se dieron para dejar el

dinero, lo que causó "molestia" en los negociadores originales.

"Vuelve a llamar el negociador original a la familia,

efectivamente cuando ya estaban en contacto con el segundo grupo, y

refieren que algo no está saliendo bien, que algo no va bien",

informó el procurador.

Después del 12 de junio de 2008, los secuestradores rompieron

gradualmente el contacto con los familiares de Fernando Martí, hasta

que finalmente ya los contactaron nuevamente.

El cuerpo sin vida del menor apareció mes y medio después dentro

de la cajuela de un vehículo en el sur de la ciudad, concluyó.

jhm