Les abrio la puerta a la muerte

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Por Carlos Jiménez

El comandante Erasmo de la Rosa les abrió la puerta de la muerte. El jefe de la Fuerza Antisecuestro (FAS) tenía una llave de la puerta de hierro de la casa donde El Iván y sus cómplices tenían secuestrada a Yolanda Cevallos Coppel.

Abrió con fuerza y la puerta hizo un ruido que a esa hora, las tres de la madrugada, se escuchó en toda la casa. La llave llegó a sus manos por el arrepentimiento de una mujer involucrada en el plagio.

Su miedo a ser encarcelada la llevó a denunciar a la banda, de acuerdo con datos del expediente que aún elabora la PGJDF y que condujeron a la FAS a localizar a Cevallos Coppel en una casa de seguridad en Xochimilco.

Esa mujer, que compraba comida para la banda, fue quien, se supone, dio detalles de las armas que El Iván tenía.

A decir de agentes que participaron en el fallido operativo, la mujer “arrepentida” se llama Yeny Fabiola Rosas.

Ella, aseguran, entregó una copia de la llave de la puerta principal de la casa de seguridad al personal de la Procuraduría del DF.

Los datos que aportó, junto con la llave, propiciaron que la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas, encabezada por Javier Cerón, avalara el ingreso a la casa.

El fiscal de la Fuerza Antisecuestro, Juan Maya, y el comandante De la Rosa, iban al frente del operativo. Una tarjeta interna de la Procuraduría, a la cual

La Razón tuvo acceso, revela que ellos solicitaron el apoyo del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) para ir a la casa, por lo que 30 agentes, encabezados por Julio Rincón, fueron al domicilio.

Los agentes afirman que Maya y De La Rosa se estacionaron frente al inmueble al que iban a entrar. Ordenaron que se estacionaran las patrullas y camionetas en las que iban los Geris.

Sin darles instrucciones previas, cuentan, De la Rosa abrió de un aventón la puerta, con la llave que llevaba.

El primero en entrar fue el comandante Rincón, detrás de él iba su grupo de confianza. No llevaban escudo, sólo chalecos y casos. El Iván se despertó y comenzó la balacera.

Desde la calle dispararon los agentes de la FAS. En el interior Los dos elementos del GERI que iban al frente murieron, lo mismo que el secuestrador y Yolanda.

Valida Procurador hipótesis

Por Eunice O. Albarrán

El procuradoR capitalino, Miguel Ángel Mancera, reconoció como válida y con sustento la hipótesis de que las balas que mataron a los agentes del GERI fueron de los mismos policías que participaron en el operativo fallido para rescatar a Yolanda Cevallos Coppel.

“Inicialmente y en principio así puede corresponder”, señaló Mancera en entrevistas con Denise Maerker y Carlos Loret, en Radio Fórmula.

Respecto de la muerte del comandante Julio Rincón, sostuvo que aún no hay certeza de que haya sido ultimado por sus compañeros.

“Estamos en espera de los dictámenes periciales que nos puedan dar evidencia de lo que sucedió exactamente, porque ahí pudo haber sido el arma del secuestrador la que hirió y finalmente mató al comandante Rincón”, dijo el procurador.

asc