Jueves 1.10.2020 - 07:08

Liberan a maestra involucrada en abuso a un menor en Oaxaca

Liberan a maestra involucrada en abuso a un menor en Oaxaca
Por:

El pleno de ministros advirtió que no se acreditó de manera plena la responsabilidad de Magdalena Rufina García en el delito de violación equiparado - Foto: Cuartoscuro

La Suprema Corte ordenó la inmediata libertad de Magdalena Rufina García Soto, dueña y profesora del Colegio San Felipe, de Oaxaca capital, quien está presa y sentenciada por colaborar en la violación sistemática de niño de cuatro años.

Por mayoría de ocho votos contra tres, el pleno de ministros advirtió que no se acreditó de manera plena la responsabilidad de García Soto en el delito de violación equiparado, previsto en los artículos 247 y 248 del Código Penal de Oaxaca y por el cual esta presa en el penal de Santa María Ixcotel.

Por estos delitos son señalados como directamente responsables Gabriel Hugo Constantino García, esposo de García Soto; y Salvador Pérez Ramírez, profesor de computación del colegio San Felipe.

Alguno de los ministros consideraron que la determinación no beneficia a estas dos últimas personas, quienes se encuentran prófugos de la justicia desde 2007 y a quienes la misma SCJN ya les negó amparos contra la orden de aprehensión en su contra.

Los ocho ministros que hicieron la mayoría, estimaron que las pruebas presentadas en el expediente contra la maestra son insuficientes, algunos contradictoras e incluso inverosímiles.

Destacaron, que la declaración del niño, quien describió la participación de García Soto en la violación sistemática que sufrió, entre septiembre y noviembre de 2006, resulta insuficiente para acreditar su culpabilidad.

Quienes votaron por no conceder el amparo, identificado con el número 15/2010, fueron la ministra ponente Olga Sánchez Cordero, el presidente del tribunal Constitucional Juan Silva y el ministro Arturo Zaldívar.

Este último acusó que no se puede desvirtuar la declaración del menor, pues advirtió que su dicho pasó controles psicológicos y psiquiátricos, frente a su madre y sin ella, lo que ratifica su credibilidad; y alegó el derecho superior del niño.

“No darle credibilidad implicaría creer que un niño de cuatro años es capaz de aprenderse toda la historia que ni un actor niño del Óscar puede representar”, dijo Zaldivar en su intervencipon del lunes y argumentó que el menor además mostró, además, los signos emocionales y médicos propios de un niño abusado.

Su postura fue asumida plenamente por el ministro Juan Silva, quien tuvo que enfrentar el enojo de los ministros José María Aguilar y José Ramón Cossío, que se sintieron aludidos cuando en su posicionamiento Silva aseguró que "es fácil eludir responsabilidad (de dictar sentencia), diciendo que los niños mienten".

Los ministros que hicieron mayoría, contrapusieron al derecho superior del niño, al principio de presunción de inocencia a que todo indiciado tiene derecho y acusaron que tanto el Ministerio Público y el Juez de primera instancia fallaron.

"Quien tenía a cuestas la responsabilidad de probar el delito de la procesada, falló de cabo a rabo. La prueba circunstancial se recabó en forma no idónea y se manejó en el proceso en forma errónea", dijo el ministro Aguirre.

Seis de los ministros de mayoría (José Ramón Cossío, Guillermo Ortiz, Luis María Aguilar, Fernando Franco Salas, Margarita Luna y Salvador Aguirre), se pronunciaron por conceder el amparo “liso y llano”. Mario Pardo y Sergio Valls, propusieron que el amparo sólo fuera para revisar sentencia.

Ante la mayoría de los primeros, el efecto del amparo es el de ordenar desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación la inmediata la libertad de la profesora Magdalena Rufina García Soto.

Esta mujer fue sentenciada en primera instancia a 10 años de prisión y en la apelación se le redujo a seis años y ocho meses de prisión, por el delito de violación equiparada, mismos que purgaba desde 2007 y hasta este martes en el penal Santa María Ixcoatel, de Oaxaca.