Martes 14.07.2020 - 10:30

Lista de utiles sale al doble de lo que asegura Profeco

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Cuartoscuro

A pesar de que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señala el precio de la lista de útiles escolares más económicos de primero a sexto de primaria oscila de 145 a 249.31 pesos, padres de familia aseguran para estos materiales gastan entre 500 y 850 pesos, aunque se recurra a lugares donde los productos son aparentemente más baratos.

La Razón realizó un recorrido en la calle Mesones, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, donde cientos de puestos ambulantes y papelerías ofrecen los artículos escolares que contiene la lista oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Bajo un sol intenso y entre cientos de comerciantes y compradores, los padres de familia, como Daniel Ortega, recorren esta calle en busca de los mejores precios para que sus hijos vayan a la escuela.

“Llevo gastados más de mil pesos en útiles para mi hija, que entra a primero de primaria, y mi hijo, que va en preescolar. A veces uno piensa que sale más barato venir aquí, pero falta el pasaje, el tiempo y la comida”, señala.

Sandra Jiménez, ama de casa, refiere: “En los útiles para mi hijo de primaria he gastado arriba de 500 pesos, y no estoy contando mochilas ni uniforme. Para mi hijo de secundaria aún no tengo la lista, pero el año pasado me gasté 800 pesos sólo en útiles”.

Mientras, otros padres de familia prefieren buscar en tiendas de autoservicio, como el Walmart Buenavista, atraídos por las supuestas ofertas.

“Para mi hijo de primaria me gasté 700 pesos. Compré libretas, cuadernos, sacapuntas, de todo. Me parece más económico y los productos son de muy buena calidad”, dijo Rosario Álvarez.

“Gasté aproximadamente 850 pesos para mi hijo de sexto de primaria y vine aquí porque me queda más cerca de mi casa”, aseguró Araceli Hernández.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda a los padres revisar los útiles del año pasado para reusarlos, así como comprar por mayoreo, reuniéndose con otras familias que requieran los mismos productos.