Amnistía Internacional exhorta a que se garanticen derechos

Llamados de justicia responden a impunidad en México, señalan

La organización afirma que la narrativa de las autoridades es una afrenta para las ONG; apunta que el Gobierno no contribuye a crear un clima de seguridad

Manifestación para exigir justicia por el crimen de Cecilia Monzón, el pasado 22 de mayo en Puebla.
Manifestación para exigir justicia por el crimen de Cecilia Monzón, el pasado 22 de mayo en Puebla.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Yulia Bonilla

Los asesinatos y otras agresiones cometidas contra personas defensoras de derechos humanos, como de los que fueron víctimas Cecilia Monzón y Humberto Valdovino en los últimos tres días, se insertan en un contexto estigmatizante en el cual el Gobierno no contribuye a generar espacios seguros.

Así lo refirió Edith Olivares Ferreto, directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) México, quien en entrevista con La Razón afirmó que la narrativa de las autoridades es una afrenta para la labor de las organizaciones de la sociedad civil, para quienes defienden derechos humanos y las y los que se oponen a algunas decisiones del Gobierno, desde el cual se les ha llamado “conservadores u opositores”.

“El Gobierno no está contribuyendo a generar un clima de seguridad para quienes ejercemos labores de defensa de derechos humanos, ni para el conjunto de organizaciones”, señaló Olivares Ferreto.

Las exigencias de justicia provenientes de asociaciones y activistas, así como del Gobierno español respecto al asesinato de la abogada Cecilia Monzón, ocurrido el pasado 21 de mayo en San Pedro Cholula, Puebla, responden a que se conoce que el nivel de impunidad en México es elevado, refirió.

Calificó como comprensible que otros Estados hagan un llamado, “conociendo cuáles son las posibilidades reales de que los casos queden impunes; recordemos que es un país en donde 98 por ciento quedan impunes”.

Para Olivares Ferreto, el llamado también es para que el estado de Puebla tenga garantías efectivas de no repetición, pues “no puede ser que en este país las mujeres que salimos a defender los derechos de las mujeres estemos en riesgo de (perder la) vida”.

Por tal motivo, exhortó a que las autoridades de la entidad, además de hacer justicia para Cecilia Monzón, garanticen los derechos de quienes se manifiestan, pues “hay un derecho a la libertad de expresión y desde Amnistía también estamos vigilando que el derecho a la protesta se respete”.

En ese sentido, afirmó que el conflicto se podrá resolver hasta que se reconozca que “México es un país peligroso para ejercer la defensa de los derechos humanos” y hasta que el Gobierno de la República genere medidas efectivas para proteger a las personas.

Refirió que el país también es considerado el segundo de la región en donde los defensores reciben más ataques y amenazas, por lo que insistió en que es deber del Estado garantizar que la vida e integridad de quienes viven y transitan en este territorio no corra riesgos.

“El Estado está cometiendo una gravísima omisión al no garantizar su vida y seguridad; son personas que están haciendo una labor que le toca al Estado hacer, que es defender los derechos humanos”, recalcó.

El desarrollo de políticas para la protección, dijo, debe hacerse con enfoque de perspectiva de género, así como un enfoque de derechos humanos e interseccionalidad, que responda a las necesidades reales de las personas.

“Las medidas no pueden estar diseñadas desde un escritorio en la Ciudad de México, cuando quienes realizan labores de defensa están en contextos complicados, que pueden no ser bien atendidos por una (falta) de evaluación de riesgo”, comentó.

Por ello, remarcó la importancia de emitir medidas que se basen en una verdadera evaluación de factores, que pudieran ser un agravante en la situación de riesgo para los defensores.

Desde su fundación en 1961, Amnistía Internacional apoya a los defensores porque se sitúan en primera línea de la lucha por los derechos humanos.

  • El dato: en la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos, aprobada en 1998, se reconoce el papel decisivo que desempeñan para la sociedad y la necesidad de garantizar su protección.

Gobierno desdeña a defensores: oposición

Dirigentes del pan y el prd aseguraron que el asesinato de la abogada y activista Cecilia Monzón es la muestra de la falta de interés de las autoridades federales por atacar el tema, ya que tienen un profundo desdén en su protección. 

 En entrevista con La Razón, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, señaló que éste es el Gobierno con más feminicidios en la historia de México, aparte que hay un desdén por la violencia que afecta a las mujeres. 

 El panista dijo que las autoridades federales deben reconocer que la estrategia de abrazos es un rotundo fracaso, y hay un país en el que el crimen organizado se está expandiendo sin ningún tipo de control. “Exigimos que a los delincuentes se les detenga y no se les proteja”, añadió. 

Por separado, el líder del PRD, Jesús Zambrano, mencionó que el asesinato de Cecilia Monzón es consecuencia de la impunidad que prevalece en el país, ya que a los delincuentes se les da la libertad para hacer y deshacer a sus anchas. 

En este tenor, el vocero nacional del PAN, Marcos Aguilar, aseguró que existe un profundo desinterés por parte del Gobierno federal al tema de violencia contra las mujeres, ya que en el país son asesinadas 11 mujeres al día.

Con información de Jorge Butrón