Llegan dos mil federales a Juárez

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

Unos dos mil policías federales arribaron a Ciudad Juárez, el pasado fin de semana como parte del reforzamiento al Operativo Conjunto Chihuahua, informó su vocero, Enrique Torres Valadez.

Explicó que los uniformados participarán principalmente en las revisiones aleatorias de vehículos que circulen sin placas, que tengan polarizado excesivo y, sobre todo, los que sean conducidos de manera sospechosa.

Señaló que se instalarán puntos fijos donde todo tipo de vehículo será sometido a una revisión para evitar que circulen hombres armados. Recalcó que el trabajo de los federales no será decomisar vehículos sin matrícula, sino ubicar a individuos que puedan cometer ilícitos usando este tipo de unidades.

“Fue un compromiso que asumió el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con la comunidad fronteriza ante el clima violento que tomó fuerza los últimos dos años”, aseveró.

Expuso que estos agentes también patrullarán las zonas comerciales para evitar extorsiones y robos, mientras que otro grupo especial se encargará de brindar seguridad a restaurantes y centros nocturno las 24 horas del día.

“Se esperan resultados casi de inmediato, pues ahora el patrullaje federal será en los puntos marcados en el mapa delictivo como graves; a este trabajo se une también la policía estatal y municipal”, apuntó el vocero.

Añadió que para los siguientes días se espera el arribo de otros 500 agentes que harán trabajo de inteligencia, “se empezará a desmantelar la estructura financiera de los cárteles”, dijo.

Ellos se suman a los mil 600 agentes desplegados en enero, luego que la Policía Federal tomara el mando de la Operación Coordinada Chihuahua.

 El gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, afirmó que es una extraordinaria posibilidad la que se abre para impulsar no sólo el tema de la inseguridad, sino también el de desarrollo social.

Demanda CEM unión ante violencia

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó ayer a los políticos de todos los niveles a dejar atrás sus diferencias políticas con el fin de encontrar una salida a la violencia que azota al país.

“Hacemos un llamamiento a los políticos; la violencia no es sólo un problema de seguridad, es, ante todo, un problema de salud pública”, señaló Ramón Castro Castro, obispo de Campeche y presidente de la Dimensión Justicia, Paz y Reconciliación de la CEM.

El presidente de la CEM, Carlos Aguiar Retes, coincidió con su homólogo al señalar que la violencia en México debe combatirse con la unión de todos los sectores del país.

Durante la presentación de la exhortación pastoral “En Cristo nuestra paz, México tenga vida digna” aseguró que el problema de la violencia es multifactorial, por lo que es necesaria la participación de todos los mexicanos para combatirla.

Con información de Notimex

agp