El primer sorteo fue en 1771

Lotería Nacional: 250 años de forjar ilusiones en mexicanos

La institución nace en la Nueva España para acabar con las trifulcas que generaban otros juegos de azar; desde 1920 su objetivo fue la Asistencia Pública, y obtuvo el grado constitucional en 1940

Lotería Nacional
En este escenario, ubicado en el edificio El Moro, en Paseo de la Reforma, se realizan cada semana 4 sorteos.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón
Por:

La Lotería Nacional, considerada la más antigua de América Latina, cumple 250 años de llevar felicidad a miles de familias que le “pegaron al gordo” en los sorteos que realiza desde el 13 de mayo de 1771, cuando se efectuó el primero durante la época de la Nueva España.

Gritos de emoción, rostros de sorpresa y llantos de felicidad, reflejan a miles de personas que compraron un “cachito”, la mitad o la serie completa, con el número ganador del sorteo en juego. Anécdotas hay muchas de gente que se hizo millonaria con la Lotería y supo invertir el dinero en bienes inmuebles, pero otros casos de despilfarro, o de aquellos con más de 30 años sin que la suerte les sonría.

En 1769, el Rey Carlos III emitió la ordenanza real autorizando la creación de la Real Lotería General de la Nueva España, que dirigió su promotor Francisco Javier Zarría, con la encomienda de acabar con las trifulcas, desórdenes y escándalos que originaban otros juegos de azar en esa época.

Luis Bárcenas, subdirector jurídico de la Lotería Nacional, relató que el 7 de agosto de 1770 se publicaron las bases de lo que sería la Lotería, y el primer sorteo se efectuó un año después, en el salón de Cabildos del Antiguo Ayuntamiento de la Ciudad de México, que hoy alberga la Jefatura de Gobierno.

Luis Bárcenas, director jurídico de la institución, muestra a La Razón la tómbola usada en las rifas.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

En entrevista con La Razón, explicó que “resulta curioso que la finalidad no fue la beneficencia pública, sino darle al pueblo un motivo de alegría y diversión, y evitar que cayera en los nuevos vicios del juego, que decía el monarca era un ‘vicio feo’, había trifulcas, por lo cual impuso reglas e instituyó un órgano legal”.

El primer premio fue de 84 mil pesos actuales y se distribuyeron 10 mil pedacitos de la Lotería, con valor de un peso cada uno.

El mecanismo del juego fue meter las copias de los billetes en cilindros de madera a un barril, el cual le daban vuelta dos niños; se sacaba el boleto ganador y pegaba en la estructura conocida como “el Palo del Desengaño”, donde la gente revisaba si había ganado.

Diez años después (1781) la Lotería se convirtió en una institución de beneficiencia pública al otorgar el primer apoyo al Hospicio de Pobres, que en ese entonces se encontraba en bancarrota, explicó Bárcenas Vázquez.

Aquí se guardan en esferas de madera de maple,los números ganadores de la Lotería.Foto: Eduardo Cabrera, La Razón

CAMBIOS EN EL TIEMPO

 A lo largo de 250 años, la institución ha tenido diversos nombres, desde la Real Lotería General de la Nueva España, luego Dirección General de Renta de Lotería del Imperio de México con Agustín de Iturbide. En 1843 se fusionó con la Academia de San Carlos, por lo que la Lotería adoptó ese nombre.

Durante el gobierno del Presidente Benito Juárez fue renombrada como Lotería Nacional, cuyos fondos se destinaban a la construcción del Ferrocarril de México, y finalmente el 16 de agosto de 1920, tras cinco años de suspensión, decretada por Venustiano Carranza, fue llamada Lotería Nacional para la Asistencia Pública, que obtuvo el grado constitucional en 1940.

Por primera vez en el año 2001, cuando Laura Vázquez era directora de la Lotenal, primer mujer en el cargo, se incluyó a las niñas como “gritonas”, ya que tradicionalmente dicho lugar sólo era ocupado por varones.

La finalidad (original de la Lotería) no fue la beneficencia pública, sino darle al pueblo un motivo de alegría y diversión, y evitar que cayera en los nuevos vicios del juego, que decía el rey era un ‹vicio feo›, había trifulcas, por lo cual impuso reglas e instituyó un órgano legal

Luis Bárcenas, Director Jurídico de la Lotería Nacional

En la actualidad, la selección de los 12 niños y niñas se realiza a través de una convocatoria a nivel nacional, cuyos requisitos son: ser estudiantes, promedio superior a ocho; buena dicción, tono de voz, no sufrir pánico escénico, y una edad no mayor a los 15 años. A cambio, reciben becas de estudios por parte de la institución.

La última mujer que estuvo al frente de la Lotenal fue María Esther Sherman Leaño, quien junto con Vázquez, han sido las únicas del género femenino en ocupar el cargo, de los 53 directores que ha tenido la Lotería en sus 250 años de historia.

Fue tambien en 2001 que, por primera vez desde 1770, el entonces Presidente Vicente Fox encabezó un sorteo de la Lotería, honor reservado a destacadas personalidades de la vida pública del país, pero nunca le había correspondido al titular del Ejecutivo federal.

GANADORES QUE DAN VIDA AL SORTEO

Muchas historias envuelven a la Lotería, desde aquellas donde la ciudadanía manda cartas buscando la vía fácil de pedir que les den el premio mayor porque atraviesan por una situación económica complicada, quieren comprar su casita, su coche o tener una vida de “reyes”.

Yuriria Robles, historiadora de la Lotenal, relató que el padre del dueño de la cadena de autobuses “Méxito City Tour”, ganó y con ese dinero compró el primer camión del Turibús. O el de los empresarios del restaurante El Cardenal, que con un premio grande ampliaron el negocio ubicado en el Centro Histórico.

Pero no todo ha sido alegría, ya que un hombre oriundo de Tabasco lleva más de 30 años comprando series completas cada sorteo para «pegarle» al premio mayor, sin que la fortuna le haya sonreído.

Luis Bárcenas recuerda una ocasión, cuando le tocó presidir el sorteo, «y el primer número que sale era el premio mayor, cosa muy difícil que suceda. Ese día se acabó temprano la emoción».

El premio más alto que se entregará en la historia de la institución será el próximo 15 de septiembre cuando estén en juego dos mil millones de pesos, dividido en 100 premios de 20 millones de pesos cada uno, con la rifa del avión presidencial.

Bárcenas adelantó que la Lotenal, que dirige Ernesto Prieto, analiza poner a disposición de la gente nuevos productos, principalmente digitales, sin dejar de imprimir los tradicionales billetes.

Dijo que los cuatro sorteos actuales (Zodiaco, De 10, Mayor y Superior) son suficientes y no hay intención de ampliar su número. También se celebran otros sorteos, como Zodiaco Especial, un domingo al mes; Especial, con un costo de 500 pesos; Magno, que se efectúa en fechas especiales, y el «Gordo de Navidad».

El representante jurídico admitió que en los últimos años ha disminuido el número de expendios en el país, debido a que los vendedores en su mayoría son de edad avanzada, con enfermedades, o en varios casos, lamentablemente fallecieron. Explicó que se cuenta con mil 600 billeteros ambulantes en el país que día a día recorren las calles para ofrecer la suerte de «pegarle al gordo».

  • El dato: El Sorteo Especial a celebrarse el 7 de agosto por el 250 Aniversario, fue sustituido por un Sorteo Superior, en virtud que la pandemia imposibilitó la logística de distribución del billete.