Un lujo en el aire

El avión presidencial tiene caminadora, cama king size, regadera, pantallas de plasma...

El gobierno federal abrió las puertas a los medios de comunicación del Boeing 787-9 Dreamliner; se constató el lujo con el que viajaba Enrique Peña

Avión presidencial
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ofreció su conferencia de prensa diaria frente al exavión presidencial en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de Ciudad de México.Foto: Cuartoscuro.
Por:

Oficina presidencial con caminadora, una recámara con cama king size, sábanas de seda; baño y regadera con acabados de lujo, equipo de audio y video personalizados, espacio para la prensa, pantallas de plasma, cocineta, son algunos de los lujos que se encuentran dentro del avión presidencial TP-01.

Cama king size con sábanas de seda.Foto: Cuartoscuro.

El gobierno federal abrió a los medios de comunicación las puertas de la aeronave Boeing 787-9 Dreamliner, de la Fuerza Aérea Mexicana bautizado con el nombre de "José María Morelos y Pavón", donde se constató el lujo con el que viajaron el expresidente Enrique Peña, su familia y amigos, funcionarios del gabinete e invitados especiales como empresarios, líderes sindicales, entre otros.

Luego de más de un año y medio guardado en Victorville, California, en Estados Unidos, el 22 de julio pasado regresó el avión presidencial a la Ciudad de México. En su interior se observan la cabina de control, tres áreas delimitadas como zona de grupo de trabajo, comitiva presidencial y el área para el Estado Mayor y la prensa.

Asientos de piel, mesas de madera fina, alfombra gris, un sillón con un cubreasientos verde y el Escudo Nacional, el cual era ocupado sólo por el Presidente de la República; teléfono satelital, un sofá cama y un sillón que gira 360 grados.

Baño del avión presidencial.Foto: Cuartoscuro.

El TP-01 tiene capacidad para volar más de 15 horas sin escalas, sin recargar combustible, con 80 pasajeros a bordo.

Sobre la aeronave, matrícula XC-MEX, "vuelan" varias historias, una de las más significativas cuando dejó "tirado" al Presidente Enrique Peña, su comitiva y la prensa que lo acompañaba, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, después de asistir a una cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Cuenta la anécdota que todos debieron permanecer encerrados en una área del aeropuerto neoyorquino cerca de cinco horas hasta que llegó el otro avión presidencial "Benito Juárez" a rescatar a la comitiva presidencial.

Al lujoso TP-01 le falló el software, por lo que ya no funcionó ni para atrás ni para adelante.

En el terremoto de 2017, el avión presidencial se convirtió en el centro de mando y coordinación en materia de protección civil para atender a la población, ya que agarró a Peña Nieto en pleno vuelo al estado de Oaxaca donde realizaría una gira en Ixtepec.

A través del teléfono satelital giró instrucciones a las fuerzas armadas para aplicar el Plan DN-III-E, con lo que soldados y marinos salieron de sus cuarteles con el fin de ayudar a la población afectada por el fenómeno natural, principalmente en la Ciudad de México donde se reportaron cientos de muertos, entre ellos los niños del colegio Rébsamen.

En el multicitado "pájaro de acero" viajaron un sinnúmero de ocasiones las amigas de las hijas de la familia Peña-Rivera, principalmente a sitios en el extranjero como París, o incluso la señora Angélica Rivera, quien salía a fumar a uno de los pasillos, a pesar de estar restringido por las leyes de salubridad. En fin, si ese avión hablara.

KA