Manlio asume el PRI; su oferta, el dialogo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Cuartoscuro

Al emitir su primer discurso como presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ante 570 consejeros nacionales, gobernadores y ex dirigentes, Manlio Fabio Beltrones sostuvo que asumirá el cargo con la misma pasión con la que ingresó cuando tenía 16 años, mantendrá un diálogo permanente con el Presidente de la República y dialogará con el resto de los partidos.

El partido tricolor inició ayer una nueva etapa con el inicio de la gestión de Beltrones Rivera como el presidente 38 de este partido, y estará acompañado por Carolina Monroy del Mazo como secretaria General.

Ante la plana mayor del priismo nacional, en un Auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional de este instituto político completamente lleno, el sonorense rindió protesta y se convirtió en el dirigente del CEN tricolor por los siguientes cuatro años.

Los primeros en llegar al auditorio fueron los diputados federales: la bancada de la actual Legislatura, que estuvo coordinada los últimos tres años por Beltrones.

Además llegaron los consejeros políticos del Estado de México, que se convirtieron en la porra de Carolina Monroy.

También acudieron ex dirigentes de este partido. En las primeras filas se encontraban Roberto Madrazo, María de los Ángeles Moreno, Jorge de la Vega, Adolfo Lugo Verduzco, José Antonio González, César Augusto Santiago, Humberto Roque y Gustavo Carvajal Moreno.

Junto a ellos, presenciaron la toma de protesta los secretarios de Estado: Luis Videgaray, José Antonio Meade, Mercedes Juan y Gerardo Ruiz Esparza; Aurelio Nuño, el jefe de la Oficina de la Presidencia, y los gobernadores emanados del Revolucionario Institucional.

Al tomar la palabra en su primer discurso como presidente del CEN, Beltrones Rivera consideró como un “alto honor” llegar a este cargo, y se comprometió a encabezarlo con el máximo de sus capacidades.

“Al asumir el cargo más elevado al que puede aspirar un militante del partido político de mayor arraigo en la historia de México, lo hago con la pasión y el compromiso con que ingresé a sus filas a los 16 años”, indicó.

Sobre el PRI que deja su predecesor, César Camacho, indicó que es un partido capaz de adaptarse a cada momento histórico, de innovar y salir fortalecido de cada reto.

Tras desearles éxito en su nueva etapa como legisladores, afirmó que a César Camacho e Ivonne Ortega les acompañará la eficacia y sensibilidad social. “Saben que tienen muy ganado el afecto y el respeto del priismo nacional”, les dijo el sonorense.

A la militancia tricolor los exhortó a convertir al tricolor en un instituto político con fuerte autocrítica, y regresar a las bases con que se construyó desde sus inicios.

“Ahora el partido debe ir al encuentro de la ciudadanía y regresar al trabajo de base comunitaria, en el cual radican su identidad y su fuerza y donde emergen los liderazgos sociales de vanguardia. El partido necesita de los ciudadanos y la sociedad a los partidos. Hay que poner en práctica esa relación dialéctica y hacerla muy funcional a la vez para el partido y para la sociedad”, aseguró.

Beltrones Rivera consideró: “El PRI debe ser un instrumento al servicio de la gente y garantizarle desde el gobierno condiciones para definir su vida, prosperar y desarrollar sus aspiraciones”.

También adelantó que el instituto seguirá siendo un partido de diálogo, pero advirtió que estarán listos para responder de ser necesario.

“Haremos del diálogo franco y respetuoso nuestra cotidiana forma de trabajar por México. No obstante, y hay que decirlo, el respeto es de ida y vuelta, así que cuando sea necesario, también estaremos listos para responder a los que hacen de la ofensa y la diatriba su única forma de entender la política”, recalcó.

En su discurso adelantó que los diputados electos iniciarán hoy su sesión plenaria para planear los objetivos de la próxima Legislatura, a quienes llamó a defender las reformas impulsadas por el Presidente Enrique Peña.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/MEX6210815A.jpg]

César Camacho destaca clima de concordia en relevo tricolor

Somos la envidia de los otros partidos, asegura el saliente líder; asegura que ese instituto político es el del presente y el futuro de México

Por Néstor Jiménez >

nestor.jimenez@3.80.3.65

En su despedida de la dirigencia nacional del PRI, César Camacho Quiroz recalcó la etapa reciente del partido tricolor, que se ha mantenido con un balance positivo y ganador, lo cual dijo, ahora “es motivo de envidia” en otras fuerzas políticas.

El priista encabezó su última sesión del Consejo Político Nacional, en la que cedió la estafeta de la dirigencia al sonorense Manlio Fabio Beltrones.

A la militancia le manifestó su agradecimiento y se comprometió a seguir los ideales de este partido, ya que dijo, su identidad partidista es su mayor orgullo.

“Soy tan orgullosamente mexicano, como priista. Tengo el rostro de cualquiera de nosotros, porque aquí todos somos uno, todos somos el PRI. Y ahora que dejo de ser dirigente, mantengo lo que más me enorgullece: mi condición de militante. Y así, de militante a militantes, les doy las gracias, les rindo gratitud, porque la gratitud es la memoria del corazón”, sostuvo ante gobernadores y ex dirigentes de este partido.

El también diputado federal electo calificó al tricolor como el partido de la historia del presente y futuro de México, ya que aseguró que se ha reformado para incluir incluso a los que no son militantes priistas como candidatos de cara a los nuevos escenarios electorales.

“Hoy el PRI ha quitado diques y ha ensanchado cauces, suprimió candados absurdos y ha ampliado sus puertas para que incluso ciudadanos prestigiados, no siendo militantes, puedan ser postulados candidatos”, agregó el mexiquense.

Afirmó que este tipo de principios han generado un balance ganador para el PRI y “está preparado para no perder su racha ganadora”, para lo cual conminó a su partido a ser una organización transparente y que dé impulso a las reformas estructurales.

“El relevo está ocurriendo en un clima de absoluta concordia, de respeto por las formas y consideración a las personas, somos la envidia de los demás”, afirmó.

En su último discurso al frente del PRI, agradeció la labor de Ivonne Ortega en la secretaría General y destacó el trabajo de Beltrones en la Cámara de Diputados, y lo calificó de eficaz y de servicio a la patria.

Además, llamó a los legisladores a continuar el diálogo político con los trabajadores, y tomar el compromiso de hacer del campo un espacio que genere riqueza.