Jueves 24.09.2020 - 03:56

Marcha por la Paz avanza hacia el Zócalo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

México.- El poeta Javier Sicilia llamó a obligar a la clase política a que vea y escuche a la sociedad civil pues, a su juicio, el país está en “emergencia nacional”.

La Marcha por la Paz salió a las 8:30 horas de la explanada de Rectoría de Ciudad Universitaria rumbo al Zócalo capitalino, sobre la Avenida de los Insurgentes Sur, con un amplio operativo de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF).

Antes de comenzar la caminata, el escritor consideró necesario que los partidos se unan, que trabajen en favor de la ciudadanía y rehacer el tejido social para “salir de esta emergencia nacional, porque si no van a llevar al país a un lugar más terrible del que estamos viviendo”.

En su mensaje insistió en que es necesario que las autoridades replanteen la estrategia para luchar contra los criminales y la violencia, pues aunque en el Ejército hay muy buenos elementos, “la estructura de las instituciones está muy mal, está podrida”.

Esta marcha, insistió Sicilia, quiere tocar el corazón, lo que queda de humanidad porque está obnubilado por el poder y los intereses de los políticos y también quiere tocar el corazón, si es posible, del último gramo de alma humana que puedan tener los criminales.

El literato hizo notar que con la marcha que empezó el pasado jueves en Cuernavaca, Morelos, la ciudadanía está dando una lección de paz, de amor y de solidaridad a sus gobernantes.

Opinó que Tamaulipas y toda esa zona del país se está convirtiendo en un Auschwitz (campo de concentración), pero que “no vamos a permitir un país policiaco que nada más saca cadáveres”.

De igual manera hizo énfasis en que hay un largo trabajo que hacer, que se trabaja para evitar que esta marcha se vaya a convertir en una mera catarsis; “tenemos una larga marcha y una dura tarea de exigencia”.

Adelantó que su discurso en el Zócalo constará de seis puntos que incluye un diagnóstico y una exigencia “que he llamado pacto, aunque esta palabra a muchos no les guste porque hay muchos pactos traicionados, pero ahora se trata de hacer que lo cumplan y si no, nos vamos a la desobediencia civil”.

Finalmente, el poeta resaltó que “cuando todo se ha podrido”, sólo la poesía tiene la razón, y la poesía hoy tiene la palabra, la poesía salió a la calle.